The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

9 fotógrafos de guerra que debes seguir en Instagram

Testigos del horror de la guerra y de las crisis humanitarias, los fotógrafos de conflictos armados cuentan lo que otros no pueden o no se atreven y trasladan a la sociedad la realidad que sacude al mundo

Foto: Manu Brabo | AP

Avanzan entre edificios destrozados por la guerra, a veces con los sonidos de disparos, de proyectiles y bombas de fondo. Se enfrentan a situaciones de riesgo y de estrés psicológico en escenarios donde el más mínimo error puede acabar con su vida. No son soldados. Su arma es la cámara que siempre les acompaña. Curtidos veteranos de la fotografía, sus ojos han visto escenas que muchos no podrían soportar. Testigos del horror de la guerra y de las crisis humanitarias, los fotógrafos de conflictos armados cuentan lo que otros no pueden o no se atreven y trasladan a la sociedad la realidad que sacude al mundo.

Un trabajo honorable, como poco, y necesario, pero mal pagado en la mayoría de los casos, al menos en España y sobre todo en los freelance, que tienen que costear de su bolsillo el viaje y los gastos en terreno para luego tener la posibilidad (o no) de que un tercero adquiera esas instantáneas por un bajo precio. “Ser periodista es ser precario. Vas viendo la manera de aprender, poco a poco”, me aseguraba Manu Brabo en una conversación vía Skype en 2014. “Siempre me han pagado menos de lo que me deberían pagar, las dietas de los señoritos hacen que haya precariedad en el periodismo”, me corroboraba Gervasio Sánchez por teléfono poco después. Poco ha cambiado desde entonces.

Ante esta crisis, son varios los fotógrafos que deciden compartir parte de su trabajo en redes sociales, a pesar de los riesgos de que las imágenes sean utilizadas sin consentimiento, con la intención de promocionarse. Desde The Objective, te traemos 9 fotógrafos que cubren habitualmente conflictos armados y que no debes perderte en Instagram.

Felipe Dana

Felipe Dana (Brasil, 1985) comenzó su carrera como asistente de fotografía cuando tenía solo 15 años, para acabar graduándose en fotografía. En 2009, se unió a Associated Press y decidió dedicarse exclusivamente al fotoperiodismo, enfocándose en la agitación social en Río de Janeiro mientras se preparaba para la Copa Mundial 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. Dana también ha documentado la violencia urbana en América Latina, la epidemia de zika, la crisis migratoria en Europa y África y los conflictos en Oriente Próximo, incluida la ofensiva en la ciudad iraquí de Mosul, la guerra contra el Estado Islámico en Siria y el conflicto israelí-palestino en Gaza .

Ganó el World Press Photo en 2017 con una fotografía de un coche bomba explotando junto a vehículos blindados pertenecientes a las Fuerzas de Operaciones Especiales Iraquíes (ISOF) mientras avanzaban hacia  una zona de Mosul controlada por el Estado Islámico.

Felipe Dana también ha formado parte del equipo finalista de AP para el Pulitzer en 2017, 2018 y 2019.

Manu Brabo

Manu Brabo (España, 1981) es un fotoperiodista independiente cuyo trabajo se centra principalmente en los conflictos sociales en todo el mundo. Desde 2007 ha trabajado en el impacto de desastres naturales, cambios políticos, levantamientos, revoluciones y guerras en países como Honduras, El Salvador, Haití, Bolivia, Kosovo, Libia, Egipto, Siria, Ucrania, etc.

Durante los últimos años, Manu ha estado trabajando para varias ONG y agencias de noticias internacionales, The Associated Press, y sus fotos han sido publicadas en las revistas y periódicos más importantes. También es miembro de pleno derecho de la cooperativa de fotoperiodistas MEMO.

Su trabajo le ha hecho ganar el premio Pulitzer en 2013.

Lynsey Addario

Lynsey Addario (Estados Unidos, 1973) centra su trabajo en los conflictos armados y los derechos humanos, especialmente en el rol de las mujeres en sociedades tradicionales, y trabaja regularmente para The New York Times, National Geographic y la revista Time.

En el año 2000, Addario viajó por primera vez a Afganistán para documentar la vida y la opresión de las mujeres que vivían bajo los talibanes, e hizo tres viajes separados al país bajo el régimen talibán antes del 11 de septiembre de 2001. En los últimos 15 años, Addario ha cubierto todos los conflictos importantes y crisis humanitarias de su generación, incluido Afganistán, Irak, Darfur, Libia, Siria, Líbano, Sudán del Sur, Somalia y Congo. Recientemente lanzó el libro It’s What I Do, que narra su vida personal y profesional como fotoperiodista en el mundo posterior al 11 de septiembre.

View this post on Instagram

A young girl stands among women and children, who by and large expressed unwavering support for the Islamic State, as they wait to be registered at Hol camp after coming out from Baghouz in the Islamic State's final days in Baghouz, Deir Ezzour province, in Northern Syria, March 7, 2019. Several thousand women and children arrived at the registration area of Hol camp over a period of a few days. Since December, nearly 60,000 have arrived at the camp, pushing the camp to its breaking point, aid workers have said. About 100, mostly children, have died either en route to the camp or shortly after arriving, due to acute malnutrition, pneumonia, hypothermia, and diarrhea, according to the International Rescue Committee. The U.S.-backed Syrian Democratic Forces claimed victory in late March over the last remaining sliver of land controlled by the brutal Islamic state in the town of Baghuz, as tens of thousands of the fighters’ family members have surrendered through a human corridor set up by the SDF during the past six weeks under heavy bombardment and intense clashes. Women and children, most of whom continued to pledge their unwavering support of ISIS, and some who were likely being used as human shields, had been living in tunnels and caves with limited food, medicine, and sanitation. March 2019. I shot this on assignment for @natgeo several weeks ago. #isis #baghouz. The story is on the #NationalGeographic website, and the link is in my bio.

A post shared by Lynsey Addario (@lynseyaddario) on

Ronaldo Schemidt

Ronaldo Schemidt (Venezuela, 1971) se unió a la Agencia France Presse (AFP) en 2006 en la oficina de la Ciudad de México como fotógrafo de plantilla. Desde entonces ha tratado temas como deportes, conflictos sociales y violencia para el narcotráfico en diferentes partes del mundo. Además ha cubierto algunos de los eventos más importantes en Venezuela en los últimos años, incluida la muerte del presidente Hugo Chávez en 2013, la elección del presidente Nicolás Maduro, el desarrollo de la crisis política y económica y los violentos conflictos sociales entre el Gobierno y los opositores. En 2018 ganó el World Press Photo con una imagen de un hombre envuelto en llamas en una protesta contra el presidente Nicolás Maduro realizada en Caracas el 3 de mayo de 2017.

Michael Christopher Brown

Michael Christopher Brown (Estados Unidos, 1978) es fotógrafo y cineasta criado en Skagit Valley, una comunidad agrícola en el estado de Washington. Conocido por documentar con un iPhone la Guerra Civil de Libia de 2011 durante siete meses, proyectó que terminó en la monografía Libyan Sugar (2016). Brown ha documentado también conflictos en las provincias de Kivu de la República Democrática del Congo.

View this post on Instagram

injured protester in ramallah

A post shared by Michael Christopher Brown (@michaelchristopherbrown) on

Paul Hansen

Paul Hansen (Suecia, 1964) ganó en 2013 ganó el World Press Photo por una fotografía de una procesión fúnebre que llevaba los cuerpos de dos niños palestinos y su padre asesinados durante un ataque aéreo israelí en su casa en Gaza.

Phil Hatcher-Moore

Phil Hatcher-Moore (1982, Reino Unido) comenzó a trabajar en 2011 en periodismo fotográfico, cubriendo el referéndum de independencia de Sudán del Sur y su posterior separación de Jartum. Desde entonces, ha cubierto varios conflictos, incluidos Libia, Siria, Somalia, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, así como la sequía en el Cuerno de África y varias de las elecciones del continente, ya que vivió en Nairobi, Kenia, durante cinco años.

Hatcher-Moore ha trabajado regularmente como independiente para Agence France-Presse (AFP), y ha contribuido en publicaciones internacionales como New York Times, Der SpiegelLe MondeLibération, The Guardian y Vanity Fair.

Marcus Bleasdale

En los últimos 18 años, Marcus Bleasdale (Reino Unido, 1968) se ha dedicado a documentar algunas de las guerras más brutales del mundo y se ha centrado en hacer campaña contra los abusos contra los derechos humanos. Ha documentado estos temas para Human Rights Watch y es fotógrafo colaborador de la revista National Geographic.

Utilizando su experiencia en negocios y economía y su postgrado en Relaciones Internacionales de la Universidad de Cambridge, investiga las fuentes de financiamiento que impulsan los conflictos, que generalmente conducen a las minas y las redes armadas vinculadas a ellas. Marcus ha cubierto conflictos en Sierra Leona, Liberia, Uganda, Somalia, Chad y Darfur, entre otros.

Bleasdale utiliza su trabajo para influir en los responsables políticos de todo el mundo. Sus fotografías sobre derechos humanos y conflictos ha sido exhibido en el Senado y Congreso de Estados Unidos, Naciones Unidas, el Parlamento de Reino Unido y la Corte Penal Internacional en La Haya.

Cengiz Yar

Cengiz Yar (Estados Unidos, 1986) centra su trabajo en el desplazamiento masivo, las minorías religiosas y étnicas, y las repercusiones del Estado Islámico. Ha fotografiado la guerra y sus efectos en Irak, Siria y Afganistán. Fue el ganador inaugural del Premio James Foley por informar de conflictos de la Online News Association en 2015, y miembro del equipo de Associated Press que figura como finalistas del Premio Pulitzer por la cobertura de la batalla por Mosul en 2016.

View this post on Instagram

Out of the desert they walked, trudging through the sand and dust kicked up by Iraqi special forces Humvees. Some carried small bags of clothing. Others held sticks with white cloth tied to the end. Mohamed carried the tiny body of his two-month-old daughter wrapped in bloodied linen. It was Feb. 23 on the southwest outskirts of Mosul, the day before Iraqi forces began their campaign to retake the western half of the city. Their attack prompted thousands of civilians like Mohamed and his family to flee. They had been sheltering inside that morning when some sort of munition hit their house. The explosion killed his wife, their infant and an unconfirmed number of other civilians nearby. Security forces clustered Mohamed’s group together near a concrete home where his family sought out water. First they gulped desperately, then they washed the child’s body. Two women joined by the girl’s elderly uncle stripped the body in the shade behind the house. Holding the lifeless form by one leg, they poured water from plastic bottles over it. No one spoke as the artillery and explosions echoed from the distance. I watched with a young Iraqi soldier, who looked at me and shook his head in sadness. After re-wrapping the body in the linen, the girl’s uncle walked back out with a broken pickaxe and a shovel. He and other men from the family selected a small spot in the earth and began to dig. Tired and exhausted from their journey, and frail from the months of siege, they struggled to make a dent. Each took turns before collapsing beside the hole in the earth. After digging for about 45 minutes they lowered the body. The flow of civilians passed by as smoke from the fighting rose behind them. Stacking stones over the corpse, they then used water from the bottles to make clay with the earth and seal in the body. Kneeling, the men shoveled the remaining bits of dirt into the holes with their hands and placed a gravestone at the top. On it, along with the girl’s name and the year, was scratched: “This is a child’s grave.” Link in bio for a @katzandrew @timelightbox piece including this and other photographer's images and backstories covering the Mosul offensive. #battleformosul

A post shared by Cengiz (@cengizyar) on

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.