The Objective
Publicidad
Economía

¿Qué es y cómo funciona un paraíso fiscal?

En las últimas horas el término paraíso fiscal vuelve a sonar con fuerza. Pero, ¿qué es realmente un paraíso fiscal?, ¿cómo funciona?

¿Qué es y cómo funciona un paraíso fiscal?

Reuters

La nueva filtración masiva de documentos conocida como Paradise Papers o Papeles del Paraíso ha vuelto a poner de relieve las cuestionables formas en las que las personas adineradas y las grandes empresas estructuran su fortuna. Estos documentos ponen en el punto de mira a importantes y conocidas personalidades de todos los ámbitos que al parecer han ocultado parte de su patrimonio y grandes cantidades de dinero lejos de los ojos del fisco a través de sociedades opacas «offshore» mediante las cuales, blanqueaban capitales y escondían importantes sumas de dinero por las que no pagaban impuestos.

En las últimas horas el término paraíso fiscal vuelve a sonar con fuerza. Pero, ¿qué es realmente un paraíso fiscal?, ¿cómo funciona?, ¿cuántos paraísos fiscales existen?, ¿qué pueden hacer los gobierno al respecto? Respondemos a estas preguntas para entender un poco mejor en qué consisten estas guaridas fiscales

¿Qué es y cómo funciona un paraíso fiscal?

Los paraísos económicos existen, en total unos 32 al rededor del mundo, según reconoce la Dirección General de Tributos, aunque esto lo detallaremos en el siguiente apartado. Estos lugares, que se han convertido en el incentivo perfecto para atraer capitales y grandes fortunas del exterior o por la constitución de sociedades en su jurisdicción, pecan de ausencia de impuestos y controles financieros a residentes extranjeros, es decir, cualquier persona que quiera ocultar su dinero o parte de él al fisco de su país para eludir gravámenes, puede llevarlos a uno de estos 32 lugares con una exención total o una reducción muy significativa en el pago de los principales impuestos.

Diego López Garrido, economista y exsecretario de Estado para la Unión Europea, los define en su libro Paraísos Fiscales (Catarata) como «la mayor protección que puede recibir un capital o activo que no quiere tributar lo que la ley exige». «Se trata de un Estado soberano que acoge a un capital que huye de otro Estado al que no quiere pagar los impuestos debidos», explica.

¿Qué es un paraíso fiscal y cómo funciona?
Una bandera de Jersey cerca del castillo de Mont Orgueil en el puerto de Gorey, Jersey. | Foto: Stefan Wermuth/Reuters

En el caso de las empresas estarían obligadas a declarar y pagar impuestos en sus países de origen, sin embargo, es precisamente la opacidad la principal ventaja de operar en una guarida fiscal. Es decir, las entidades financieras de estos lugares tienen la facultad de no revelar los datos bancarios e información privada de sus clientes al resto de administraciones públicas.

 

¿Cuántos paraísos fiscales existen?

No hay unanimidad respecto a qué territorios son paraísos fiscales, por ello es que cada Estado u organización tiene sus propios criterios de valoración. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estableció cuatro criterios para determinar si un territorio debía ser considerado como paraíso fiscal: falta de impuestos o impuestos nominales, falta de transparencia, ausencia de intercambio de información efectiva con otros Estados y beneficios de los no residentes al lucrarse de rebajas impositivas, aún cuando no desarrollen efectivamente una actividad en el país.

La clasificación más conocida de los paraísos fiscales es la que realiza la OCDE. El primer listado elaborado por esta institución data de junio de 2000 e incluyó, en aquella ocasión, a 31 países. En 13 años la lista se ha actualizado en varias ocasiones y en su edición más reciente, en mayo de 2012, sólo aparen dos jurisdicciones reconocidas como paraísos fiscales: Nauru (desde 2003) y Niue (desde 2002).

Sin embargo, España, según el real decreto 1.080/1991, firmado por Carlos Solchaga como ministro de Economía y Hacienda, recoge un listado de 48 países y territorios que España entonces consideraba un paraíso fiscal. Sin embargo, esa lista se redujo a 32 territorios en 2015 cuando 16 de ellos accedieron a un intercambio de información con España.

Estos son los países considerados para España guaridas fiscales: Aguila, Isla Antigua, Barbuda, Países Bajos, Reino de Baréin, Bermudas, Sultanato de Brunéi,  República de Dominica, Fiyi, Gibraltar, Granada, Isla de Guernsey, Isla de Jersey,  Islas Caimán, Islas Cook,  Islas Malvinas,  Isla de Man,  Islas Marianas del Norte,  Islas Salomón,  Islas Turcas, Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de Estados Unidos,  Reino Hachemita de Jordania, República Libanesa, República de Liberia, Principado de Liechtenstein,  Macao, Mauricio, Principado de Mónaco,  Montserrat, República de Nauru, San Vicente, Granadinas, Santa Lucía, República de Seychelles y República de Vanuatu.

De esta forma los 16 territorios que salieron de la lista original son: Andorra, Antillas Neerlandesas, Aruba, Bahamas, Barbados, República de Chipre, Emiratos Árabes Unidos, Hong Kong, Jamaica,Gran Ducado de Luxemburgo, República de Malta, República de Trinidad y Tobago, República de Panamá, República de San Marino,  República de Singapur y Sultanato de Omán.

¿Qué pueden hacer los gobiernos al respecto?

Según expertos, una posible solución sería que los gobiernos de todo el mundo colaborasen y aceptasen gravar los beneficios de una multinacional sobre la base de una fórmula internacional justa, basada en sus ventas, inversiones y números de empleados en varios países. Esto cerraría de manera efectiva los paraísos fiscales, donde en realidad no tiene lugar ninguna actividad empresarial económica sustancial.

El expresidente de EE.UU., Barack Obama, lo resumió a la perfección en marzo de 2016: «Las leyes están mal diseñadas». Y es que tener una cuenta ‘offshore’ no es ilegal, el fallo está en la legislación que permite la opacidad, que dificulta el intercambio de información. 

Por ello, la Unión Europea trabaja desde hace tiempo en uno de sus objetivos más ambiciosos: el intercambio automático de información y la lucha contra la erosión de bases imponibles.

Envía el primer comentario
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D