The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

¿Sabía Mbappé que estaba chocando los cinco con una Pussy Riot?

Foto: DARREN STAPLES | Reuters

Mientras todo el mundo miraba y durante uno de los eventos con mayor seguridad de los últimos años. Así decidió el grupo feminista Pussy Riot lanzar su último mensaje de protesta contra el Gobierno de Vladimir Putin. En el minuto 52 del partido entre Francia y Croacia, la final del Mundial 2018, cuatro integrantes de esta organización invadieron el campo vestidos con camisa blanca, pantalón, negro, corbata y sombrero simulando un atuendo policial.

Cómo consiguieron saltar al campo y burlar las medidas de seguridad no se conoce todavía, pero las imágenes de los policías persiguiendo a los activistas ya dieron ayer la vuelta al mundo. Una fotografía llamó especialmente la atención: la del jugador francés Mbappé —la revelación del Mundial y elegido como mejor jugador joven del campeonato— chocando los cinco con una de las integrantes.

En el vídeo se puede ver a los cuatro activistas corriendo por el campo intentando interactuar con los jugadores. La mayoría evitó su gesto o incluso colaboró con las fuerzas de seguridad para derribarlos, como hizo el defensa croata Dejan Lovren. Sin embargo, Mbappé sí chocó los cinco con una de las integrantes.

 

¿Sabía Mbappé que estaba chocando los cinco con una Pussy Riot? 1

Un guardia de seguridad agarra a uno de los integrantes de Pussy Riot que saltó al campo cuando se aproxima al jugador del Croacia Dejan Lovren. | Foto: REUTERS/Maxim Shemetov

 

En un primer momento, las informaciones hablaban de simples espontáneos e incluso los comentaristas de Telecinco hicieron bromas sobre cómo “iban a irse a dormir calientes” sin conocer el mensaje de protesta de la organización. Por lo que es poco probable que Mbappé reconociera a esa mujer disfrazada de policía que había saltado al campo como una activista de Pussy Riot. Ni el jugador ni el club han hecho ningún comentario al respecto sobre este incidente.

 

Motivos de la protesta

En el comunicado que el grupo compartió en Facebook minutos después de esta protesta, explicaba que el domingo se cumplían 11 años de la muerte del poeta ruso Dimitri Prigov y reivindicaba su autoría del concepto del “policía celeste”, “portador del patriotismo celeste en la cultura rusa y que supone un ejemplo para la nación” en oposición al “policía terrestre, dedicado a dispersar manifestaciones, a herir a todo el mundo (…) y perseguir a presos políticos”.

“Cuando la policía terrestre entre en juego, pedimos: liberar a todos los presos políticos; no meter a la cárcel por “me gustas”; parar los arrestos ilegales en manifestaciones; permitir la competición política en el país; no fabricar acusaciones criminales y no mantener a la gente en la cárcel sin motivo”.

 

 

El mensaje no pretende ser sutil: denunciar al situación de las personas que están entre rejas por crímenes políticos. A diferencia de los Juegos Olímpicos de 2014, en Sochi, en los que Pussy Riot también protestó, la Copa del Mundo apenas ha ocasionado crítica o reflexión de los políticos o medios occidentales sobre la situación del país.

En la cuenta oficial de las Pussy Riot, la organización ha anunciado este lunes que los cuatro miembros que participaron ayer en la protesta siguen en comisaría, a la espera de ser llevados ante el juzgado, sin posibilidad de dormir, comer o ducharse. La Policía tampoco les ha ofrecido información sobre dónde y cuándo tendrá lugar el proceso judicial. Además, no han permitido al abogado Nikolay Vasilyev ver a los activistas detenidos ni hablar con ellos, denuncian. “La posibilidad más preocupante es que les abran un proceso criminal“, ha dicho la organización en Twitter.

 

También han compartido un vídeo sobre el interrogatorio al que fueron sometidos uno de los hombres y una mujer que saltaron al campo:

 

El grupo, que se fundó en 2011, es un colectivo que organiza acciones, las documenta en video con declaraciones textuales con la intención de explicar de forma clara sus intenciones. La acción más conocida del grupo fue lo que llamaron una oración punk, en la que un grupo de mujeres intentó cantar una oración política de su propia creación dentro de la Catedral de Cristo Salvador, en Moscú, en el período previo a las elecciones presidenciales de 2012, en la que pedían a la madre de Dios que expulsara del poder al entonces primer ministro y actual presidente, Vladimir Putin. La actuación provocó una fuerte indignación entre los creyentes ortodoxos y dos activistas cumplieron 22 meses de prisión.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.