The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Gente

Kim Kardashian: sauna, ejercicio y dieta estricta para deslumbrar en la Gala MET

Las hermanas más televisivas de América fueron el foco de atención de los allí presentes con sus llamativos looks

Kim Kardashian: sauna, ejercicio y dieta estricta para deslumbrar en la Gala MET

Gtres

Extravagancias, tocados, vestidos imposibles y ‘transformables’, así fue como lucieron las invitadas a la Gala MET. Era una de las citas más esperadas. La pandemia canceló su celebración en el año 2020 y, debido a la evolución de la misma, se cambió la fecha al mes de septiembre en 2021. La ciudad de Nueva York volvió a engalanar su mítico Museo Metropolitano para albergar la increíble fiesta de la moda, recuperando la fecha de su celebración por antonomasia. Las Kardashian, Sarah Jessica Parker o Irina Shayk fueron algunas de las invitadas que desfilaron por la pinacoteca neoyorkina.

Cada edición tiene un tema principal y en esta ocasión el elegido ha sido las referencias históricas a la moda estadounidense. Todo bajo el lema ‘In America: An Anthology of Fashion’. Y más americano que Marilyn Monroe, su figura y sus estilismos no hay. Eso Kim Kardashian lo sabe. Por eso acertó de pleno con el estilismo escogido para desfilar por la alfombra roja. Kim Kardashian no da puntada sin hilo, y nunca mejor dicho.

Kim Kardashian impactó a su llegada a la Gala MET. Gtres
Kim Kardashian impactó a su llegada a la Gala MET. Gtres

Kim Kardashian, a lo Marilyn

No la hizo falta ponerse un inmenso tocado, ni emular el Balenciaga que escogió en septiembre. Solo le bastó con fijarse en la estrella del celuloide americano con uno de los impresionantes vestidos que ya forman parte de la historia de América. No era el rosa con el que entonó el Diamonds are girls best friends en la película Los caballeros las prefieren rubias, tampoco era el que dejaba al descubierto parte de sus encantos en La tentación vive arriba.

Era el que llevó cuando en el año 1962 cantó Happy Birthday Mr. President a John Fitzerald Kennedy. Un momento en la historia de los Estados Unidos en el que se rumoreaba que la polifacética cantante y actriz mantenía un affaire con el mandatario americano.

Kim puso el ojo en el vestido y a cabezonería parece que no le gana nadie. Así que, durante tres semanas siguió una dieta estricta para perder los siete kilos que le hacían falta para poder enfundarse el modelo.

Diseñado por Jean Louis a partir de un boceto de Bob Mackie, la sencillez del patrón no tenía otro objetivo que el de remarcar las imponentes curvas de la sex symbol americana. De color rosa empolvado y escote en uve, el tejido hacía un efecto de desnudo deslumbrante, gracias al reflejo de los flashes en los más de 6.000 cristales que lleva bordaros.

En su día la protagonista de Con faldas y a lo loco pagó 1.440 dólares por él. Años después de  su inesperado fallecimiento el 4 de agosto de 1962, el vestido estableció un récord al ser la prenda más cara vendida en subasta. Corría el año 1999 y se vendió por 1,26 millones de dólares. Pero ahí no quedó el baile de números ya que en 2016 volvió a ponerse a la venta por una cifra más alta: 4,26 millones de dólares.

La pieza se encuentra expuesta en el Museo Ripley, desde donde ha sido cedido para esta ocasión bajo unas estrictas condiciones: no aplicar ningún tipo de crema o loción en el cuerpo para no mancharlo y llevarlo puesto única y exclusivamente para subir la escalinata del museo y posar para los medios. Tras esto, Kim Kardashian se lo tendría que cambiar por una réplica exacta.

Sauna, ejercicio y dieta estricta para deslumbrar

Al parecer la empresaria viajó la semana pasada junto a su novio, Pete Davidson, a las instalaciones del museo en el que se expone el vestido y que está ubicado en Florida. Ella misma así lo ha contado a la revista Vogue. «La idea se me ocurrió después de la gala de septiembre. Me dije a mí misma, ¿Qué podía llevar para la temática americana que no fuera un look de Balenciaga? ¿Qué es lo más americano que se te ocurre? Y eso es Marilyn Monroe».

Lo tenía claro y no había opción a otros trajes. «Era esto o nada», explicó a la publicación. El vestido original se cosió sobre el cuerpo de Marilyn y a la ex de Kanye West no le quedaba perfecto, así que se puso manos a la obra.

«Me ponía un traje de sauna dos veces al día, corría en la cinta, eliminaba por completo el azúcar y los carbohidratos, y solo comía verduras y las proteínas más limpias». Después de casi un mes enfocada en entrar en el icónico vestido, los esfuerzos merecieron la pena. En la prueba final y comprobar que le quedaba como un guante, Kim Kardashian solo tenía ganas de «llorar de alegría».

Kris Jenner, Klhoé Kardashian y Kendall, elegantes y sorprendentes

Está claro que el protagonismo lo tuvo Kim, pero su madre y sus hermanas no se quedaron atrás. Siguiendo con la ‘temática JFK’, la matriarca del clan no tuvo otra idea que seguir los pasos de su hija y hacer su particular homenaje a otra de las mujeres de la vida del malogrado Presidente de Estados Unidos. Así, con un espectacular Oscar de la Renta amarillo, Kris Jenner hizo un guiño a Jackie Kennedy.

Kriss Jenner, Khloé y Kendall también se llevaron los aplausos de los allí presentes. Gtres
Kriss Jenner, Khloé y Kendall también se llevaron los aplausos de los allí presentes. Gtres

Kloé Kardashian presumió de estilizada figura con un vestido ajustado en tonos dorados, transparencias y una original manga negra abullonada a modo de guante. Un diseño de Moschino que se ha confeccionado en exclusiva para ella en un tiempo récord. Diez días con las máquinas de coser a toda velocidad para el debut de esta Kardashian en la Gala MET.

Kendall Jenner también llegó y triunfó. Es una de las modelos del momento y donde va triunfa. En esta ocasión escogió un imponente vestido negro de Prada. Un look que no hizo pasar desapercibido el detalle beauty con el que apareció en la fiesta de los Oscar de la moda. La joven maniquí hizo su entrada triunfal con una tendencia que viene pisando fuerte: las cejas decoloradas.

Kourtney Kardashian y Kylie Jenner, los patinazos de la familia

No todo iba a ser glamour y buen gusto. En toda familia hay una oveja negra y las Kardashian no están exentas. A pesar de los aplausos de los looks de las primeras, Kourtney y Kylie pusieron la nota discordante con sus elecciones para asistir a esta cita tan importante para la moda. Ya se sabe que para gustos los colores, pero los entendidos en la industria no han podido por menos que denostar los estilismos de la mayor y la pequeña del clan.

Kourtney Kardashian y su novio a conjunto. Gtres
Kourtney Kardashian y su novio a conjunto. Gtres

Kourtney apareció con su pareja, Travis Baker. Enamorados hasta los topes y dedicándose apasionados besos a su llegada a la alfombra roja. Ni siquiera estas muestras de amor pudieron evitar que todos los ojos se posaran en su indumentaria. Conjuntada y con sendas faldas, la mayor de las Kardashian lució una chaqueta deconstruida, mangas incluidas, a modo de falda larga, que no era otro que el conjunto de su chico. Una cinturilla ancha a modo de faja y una camisa crop que recuerda a la que escogió Zendaya en la ceremonia de los Oscar.

Kylie Jenner y su look 'novia a la fuga'. Gtres
Kylie Jenner y su look ‘novia a la fuga’. Gtres

Kylie Jenner fue una de las pocas que eligió el color blanco para la fiesta. La pequeña de las Kardashian escogió otro icono de la historia americana como es Julia Roberts –‘la novia de América’-. Por eso la joven empresaria escogió un look de Off-White que ya sido bautizado como el de Novia a la fuga. Vestido drapeado con cuerpo transparente blanco, falda de enormes volantes y lo más llamativo, una gorra colocada hacia atrás con velo que no dejó indiferente a nadie. Pero los aplausos, esta noche, no fueron para ella.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D