The Objective
Publicidad
Gente

Raquel Sánchez Silva, más allá de Mario Biondo: es la única mujer en la gran final de ‘El desafío’

La polifacética presentadora de televisión competirá contra Jesulín de Ubrique, Omar Montes y Juan Betancourt

Raquel Sánchez Silva, más allá de Mario Biondo: es la única mujer en la gran final de ‘El desafío’

Raquel Sánchez Silva | Gtres

La segunda edición de El desafío llega a su fin este viernes a las 22:00 horas. Raquel Sánchez Silva, que ha conseguido esquivar la polémica que la persigue sobre la muerte de Mario Biondo, es la única mujer que estará en la final en la que competirá con el torero Jesulín de Ubrique, el cantante Omar Montes y el modelo Juan Betancourt. Los cuatro han sido los mejores participantes de los ocho rostros conocidos que han concursado durante las diez semanas que ha durado esta última entrega de uno de los espacios más vistos de Antena 3.

En esta gran final Raquel Sánchez Silva participará en la prueba Puntería al límite. Jesulín estará al frente de la prueba Maniobra Extrema. Omar Montes tendrá que arrastrar un camión en Motor humano y Juan Betancourt tendrá que mostrar sus dotes como bailarín en el Sexy Dance. Todo por hacerse con los 30.000 euros del premio que el ganador desinará a la ONG que elija.

El papel de los no clasificados

Por su parte Norma Duval, ‘El Monaguillo’, Lorena Castell y María Pombo, harán las veces de espectadores activos animando al resto de sus compañeros en sus respectivas pruebas, algunas de las más complicadas. La exvedette tendrá que tocar el piano y lo hará acompañada de David Bustamante, uno de los invitados de la noche. Lorena Castell lo dará todo brincando en las camas elásticas en la prueba Saltos. Mientras que María Pombo y ‘El Monaguillo’ se enfrentarán en la prueba Verano infernal.

Los concursantes que no se han clasificado también tendrán que llevar a cabo un reto. Atresmedia
Los concursantes que no se han clasificado también tendrán que llevar a cabo un reto. Atresmedia

Entre las novedades está el cambio en el sistema de puntos ya que la valoración a los concursantes que no han llegado a la final se sumará a la de los finalistas con quienes forman pareja. Así, Raquel Sánchez Silva sumará los puntos de Lorena Castell. Jesulín los de Norma Duval. Omar Montes se llevará los de María Pombo. Y por último Juan Betancourt obtendrá los de ‘El Monaguillo’.

Sorpresas en la gran final

Como toda final, el programa contará con varias sorpresas que tienen que ver con unos invitados especiales. María José Campanario, la mujer de Jesulín de Ubrique, volverá al concurso en el que ya sorprendió con su resistencia física y mental en la prueba de la apnea. Kira Miró, ganadora de la primera edición, también regresará al plató para ceder el testigo al ganador de esta segunda entrega.

David Bustamante no podía faltar. Fue uno de los concursantes más controvertidos de la primera edición y tenía que estar en la final. Así, el cántabro no solo acompañará a Norma en su reto. El intérprete de Cobarde se quedará como jurado extra junto a Pilar Rubio, Juan del Val y Santiago Segura.

Raquel Sánchez Silva: «Hay que venir»

El desafío echa el cierre convertido en el líder de la noche de los viernes frente a la competencia. No hay duda, el público disfruta viendo salir a los famosos de su zona de confort y parece que ponerles al límite es lo que termina ‘enganchando’. Nada de imitaciones, chistes, realities o talents de cocina. Cada uno de los participantes aprende, disfruta y da lo mejor de sí mismo, todo aderezado con unas gotas de carácter, el gran desconocido en muchos de los casos.

A lo largo de estas diez semanas, Raquel Sánchez Silva ha vuelto a demostrar que está hecha de otra pasta. Ha reído, ha llorado, se ha esforzado al máximo, pero sobre todo ha formado piña con sus compañeros. Y además ha tenido implicada a su familia durante los ensayos de algunas de las pruebas. Ella misma lo confesaba tras la prueba de las sombras chinas, al explicar que sus hijos fueron una gran ayuda para poder llevar a cabo este desafío. «Os aseguro, madres del mundo, que los deja anestesiados», reconoció antes de conseguir su pase a la final.

Agradecida con esta oportunidad, la presentadora extremeña tiene claro que «es un programa que te cambia y hace un trabajo con tu autoestima, que yo te digo que hay muy pocas cosas en el mundo que logren darte lo que te da este». Exprime la vida al máximo y no se le pone nada por delante, y superarse es algo que le encanta tanto a nivel profesional como personal. Por eso no ha dudado en llegar a la final animando a los futuros concursantes con un simple «hay que venir». ¿Será ella la ganadora?

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D