Madrid atrasará el toque de queda el jueves 18 si la incidencia baja

Sociedad

Madrid atrasará el toque de queda el jueves 18 si la incidencia baja
Foto: Fernando Alvarado| EFE

La Comunidad de Madrid mantiene el toque de queda hasta las 10 de la noche y el cierre de bares y restaurantes a las nueve como mínimo hasta el jueves que viene. Si para entonces la tendencia de contagios por COVID-19 sigue a la baja se retrasará una hora el toque de queda, a las 23:00 horas, y el horario de cierre de la hostelería a las 22:00 horas.

Lo más importante: el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, se ha mostrado muy cauteloso pese a la clara tendencia descendente de los casos registrados en Madrid. La comunidad ha pasado de notificar 994 casos por cada 100.000 habitantes hace dos semanas a 625 casos este viernes, aunque ese no es motivo suficiente, ha dicho, para «relajarnos».

Respecto a la presión asistencial, Zapatero ha informado que en estos momentos hay 4.165 pacientes con COVID-19 ingresados en los centros hospitalarios de la región, 690 de los cuales en centros UCI. Son 600 pacientes menos que hace una semana.

La Comunidad de Madrid ha confirmado dos casos de la variante brasileña más contagiosa de la COVID-19. Se trata de dos ciudadanos que desde Brasil entraron por el Aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Estos dos casos se suman a otro de la variante brasileña confirmado el cinco de febrero en la Comunidad de Madrid, éste de la variante de Manaos (P1), pero no de la más contagiosa, la de Río de Janeiro (P2), con más «transmisibilidad» y un comportamiento «más agresivo». Son los únicos detectados en España por el momento de esta variante.

Además, el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado que la próxima semana empezarán a vacunar al personal de prisiones, farmacias y fisioterapeutas, del grupo 3B, y el 22 de febrero al grupo 3A, de los odontólogos entre otros, y que se inocularán simultáneamente vacunas de Pfizer y AstraZeneca.

A los 1.556 profesionales de enfermería formados en la primera etapa para la vacunación en las residencias de mayores y en los hospitales (tanto públicos como privados) se van a unir otros 2.000, ha anunciado Escudero este viernes en su comparecencia ante la comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid.

Hasta este jueves, la Comunidad de Madrid había suministrado 330.135 dosis de vacunas de las 358.775 dosis de BionTech-Pfizer y Moderna recibidas. Es decir, más del 92 por ciento de las dosis recibidas.

En residencias de mayores y discapacitados (grupo 1) se han administrado 118.729 dosis, con un 86,7% de personas con la vacunación ya completa, y un 95% en residentes y el 80% en los trabajadores de estos centros. Del personal sanitario de primera línea se han administrado 196.348 vacunas, de las que 109.537 son primeras dosis. El 80% de los trabajadores ya ha recibido la pauta completa.