The Objective
Publicidad
Sociedad

Hallan una necrópolis de hace 4.000 años en Barbate (Cádiz)

Los restos óseos recuperados en esta segunda tumba se analizarán para obtener el máximo de información posible de estas sociedades

Hallan una necrópolis de hace 4.000 años en Barbate (Cádiz)

Necrópolis.|Wikimedia Commons

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cádiz han hallado en Barbate, cerca del Faro Trafalgar, una segunda tumba que confirma que en la zona existía una necrópolis megalítica en el tómbolo costero, después de encontrar una primera tumba hace un año de la Edad de bronce intacta, con restos humanos, ropa y utensilios de uso común en las casas, según ha informado la Agencia EFE.

El hallazgo arqueológico forma parte de los trabajos de delimitación del yacimiento que la Junta de Andalucía encargó a la universidad y que se encuentran en fase de desarrollo.

«Gracias a la localización de esta segunda tumba podemos confirmar la existencia de una necrópolis que cronológicamente podemos situar, de manera amplia, entre finales del III y principios del II milenio a. C.», ha afirmado el profesor del área de Prehistoria, Eduardo Vijande, que coordina al grupo de investigadores de la UCA.

Los estudios arqueológicos han permitido documentar una segunda tumba megalítica tipo tholos que presenta un pequeño corredor formado por varios ortostatos (lajas verticales) y una cámara funeraria de tipo circular conformada por grandes ortostatos de piedra.

Esta segunda estructura presenta una tipología «completamente distinta y más compleja», ha dicho Vijande, quien ha explicado que la cámara funeraria se encuentra compartimentada, algo «poco habitual» y que puede responder a una reforma posterior de la estructura.

Para esta compartimentación han erigido una especie de pilar, utilizando hasta tres grandes ortostatos verticales que permiten la creación de varios espacios dentro de la cámara.

A nivel constructivo, destaca la presencia de un osario, con un número mínimo de cinco individuos, sobre un pavimento de piedras localizado en el sector noreste de la cámara, mientras que en la zona del corredor se han localizado los restos de un solo individuo «con una cierta conexión anatómica», ha aseverado el profesor Juan Jesús Cantillo.

Individuos del 1800 a.C

Los restos óseos recuperados en esta segunda tumba se analizarán para obtener el máximo de información posible de estas sociedades, que habitaron la costa atlántica gaditana hace 4.000 años (cronología, tipo de dieta, sexo, edad, patologías, procedencia de los ajuares, etcétera).

La primera tumba, descubierta en mayo de 2021, era de construcción mixta, formada por un pequeño corredor que desembocaba en una pequeña cámara de planta circular excavada en la roca a modo de cueva artificial. Con la técnica del Carbono 14, varios individuos de la primera tumba se han datado entre 1800-1600 a. C.

Desde la Consejería de Cultura han indicado que ahora se procederá a cerrar la actividad arqueológica para la protección del yacimiento hasta que se reinicien las excavaciones después del verano.

La posible existencia de una necrópolis prehistórica en el monumento natural de Trafalgar se planteó en 1998 cuando las prospecciones superficiales efectuadas en Barbate, en el marco del proyecto «La ocupación prehistórica de la campiña litoral y banda atlántica de Cádiz», permitieron la documentación de una posible estructura funeraria prehistórica, confirmada el año pasado tras las labores de excavación realizadas por los investigadores de la UCA.

En estos trabajos han participado los investigadores Diego Fernández, Leticia Gómez, Serafín Becerra, José Luis Ramírez, Alejandro Muñoz, Jesús Corrales, el antropólogo físico y profesor de Prehistoria de la Universidad de Almería Adolfo Moreno, y estudiantes del máster en Patrimonio, Arqueología e Historia Marítima de la Universidad de Cádiz (curso 2021/2022).

Segundo gran hallazgo en un año en Cádiz

Las dunas que rodean el Cabo de Trafalgar, uno de los espacios más emblemáticos y visitados de la costa de Cádiz, han protegido durante 2000 años unas termas romanas que ahora han salido a la luz en un estado excepcional de conservación, con una estructura de casi cuatro metros de altura.

Lo más destacado: la estructura mantiene en pie casi cuatro metros de alzado, con sus puertas y sus ventanas.«Es una estructura con un estado de conservación excepcional en la Península Ibérica y, en general, en el Mediterráneo Occidental», ha explicado el catedrático de Arqueología de la Universidad de Cádiz, Darío Bernal. Normalmente los restos aparecen «como mucho con 50 o 60cm de altura». Las termas halladas, conservadas gracias a la rapidez con la que el viento las sepultó en la arena al ser abandonadas, suponen otra prueba más del rico mundo romano que habitó en estas costas.

El hallazgo ha sorprendido tanto a los arqueólogos de la Universidad de Cádiz que lo han descubierto como a las miles de personas que durante los años habrán caminado sin saberlo, mientras se dirigían a la playa, sobre las dunas que han ocultado estas termas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D