The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Indonesia

El hallazgo de decenas de cuerpos en una iglesia dispara el número de muertos en Indonesia

Redacción TO
Última actualización: 2 Oct 2018, 2:13 pm CEST
Foto: Beawiharta | Reuters

Los equipos de rescate que trabajan contrarreloj para buscar supervivientes tras el terremoto y el posterior tsunami que ha arrasado la isla indonesia de Célebes han encontrado este martes entre los escombros de una iglesia los cuerpos de decenas de jóvenes, lo que ha disparado las cifras de muertos, aún provisionales. El último balance del Gobierno de Indonesia apunta a 1.234 fallecidos, según ha informado el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Catástrofes, Sutopo Purwo Nugroho.

La ayuda internacional se esfuerza por asistir a los cerca de 200.000 damnificados por el sismo y la ola gigante que azotaron el viernes, sobre todo, la localidad de Palu, donde viven 350.000 personas, en la costa occidental de Célebes.

Cruz Roja local ha anunciado este martes el hallazgo de al menos 34 muertos entre los escombros de una iglesia del centro de Célebes, devastada por un alud provocado por el sismo del viernes, de magnitud 7,5.Según las informaciones previas, 86 jóvenes que participaban en un campamento de estudio de la Biblia en el Centro de formación de la Iglesia de Jonoonge habían sido declarados desaparecidos. No se ha precisado la edad exacta de las víctimas.

En medio del caos, también este martes el país ha registrado dos temblores más frente a sus costas, si bien se han producido a cientos de kilómetros de Palu.

Las autoridades cifran en 1.234 los muertos, un número que puede aumentar a medida que los equipos de rescate vayan llegando a las poblaciones aisladas o zonas de difícil acceso. Mientras, los supervivientes se enfrentan a la escasez de alimentos y agua potable, al tiempo que los hospitales continúan desbordados por el gran número de heridos.

Algunos supervivientes, hambrientos, saquearon tiendas para conseguir bienes de primera necesidad, alimentos, agua y gasolina, ante la mirada impotente de los policías.

El hallazgo de decenas de cuerpos en una iglesia dispara el número de muertos en Indonesia 1

Ante la falta de alimentos y agua potable se han producido saqueos en tiendas de comestibles. | Foto: Athit Perawongmetha | Reuters

No hay suficiente maquinaria pesada para los equipos de socorro, cuya labor se complica por los enormes daños en las infraestructuras y las carreteras cortadas.

El distrito montañoso de Siri Biromaru, al sureste de Palu, es de difícil acceso y los participantes en las labores de rescate tienen que llegar a pie para buscar posibles supervivientes. "El problema más importante es caminar por el barro durante hora y media transportando los cuerpos", comentó la portavoz de Cruz Roja.

El ejército indonesio dirige las labores de rescate pero, tras el llamamiento realizado el lunes por el presidente del país, las ONG internacionales también han desplegado equipos sobre el terreno.

Indonesia es el país musulmán más poblado del mundo pero también cuenta con minorías religiosas, como los cristianos.

La oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) indicó el lunes que 191.000 personas necesitaban ayuda humanitaria urgentemente, incluyendo 46.000 niños y 14.000 ancianos.

Para evitar riesgos sanitarios, grupos de voluntarios empezaron el lunes a enterrar a las víctimas en una gran fosa común excavada en Poboya, en las colinas que rodean Palu, con capacidad para 1.300 cuerpos.

El hallazgo de decenas de cuerpos en una iglesia dispara el número de muertos en Indonesia 2

Hasta la gran fosa abierta en Palu son trasladados los cuerpos sin vida para evitar riesgos sanitarios. | Foto: Athit Perawongmetha | Reuters

En Balaroa, un barrio periférico de Palu con una zona residencial, los daños fueron catastróficos. La zona se transformó en un terreno baldío cubierto de árboles arrancados, bloques de hormigón, restos de tejados y trozos de muebles.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes que se encuentra en el Cinturón de Fuego del Pacífico, es uno de los países del mundo más propensos a sufrir desastres naturales.

El terremoto, de magnitud 7,5, fue más potente que los temblores que dejaron más de 500 muertos y unos 1.500 heridos en la isla indonesia de Lombok en agosto.