Un grupo disidente de Corea del Norte reivindica el asalto a la embajada del país en Madrid

Mundo ethos

Un grupo disidente de Corea del Norte reivindica el asalto a la embajada del país en Madrid
Foto: Bernat Armangue

Un grupo disidente al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha reivindicado este miércoles el asalto a la embajada de Corea del Norte en Madrid y ha dicho que compartió información importante con el FBI.

La organización Defensa Civil de Cheollima ha dicho que llevó a cabo la operación, que se hizo sin armas ni violencia, para terminar con las actividades ilegales de las representaciones diplomáticas norcoreanas.

Este grupo, que ofrece asistencia a las personas que intentan desertar de Corea del Norte, surgió en el año 2017, cuando publicó un vídeo del hijo del hermano asesinado de Kim Jong-un en el que aseguraba que había garantizado su seguridad.

En febrero, Defensa Civil de Cheollima proclamó un Gobierno en el exilio para el Norte llamado Free Joseon, en referencia a un antiguo nombre de Corea.

El martes, la justicia española acusó a un mexicano, Adrián Hong Chang, de 35 años, de haber liderado al grupo que asaltó el 22 de febrero la embajada norcoreana en Madrid. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ordenó la detención de dos personas por este asalto, perpetrado, según el auto judicial, por un grupo de 10 personas.

El grupo, aprovechando “un descuido del personal”, entró en la embajada de Corea del Norte y golpeó a los que se encontraban allí “hasta que consiguieron reducirlos y colocarles grilletes y bridas para inmovilizarlos”, según el tribunal.

Sin embargo, el grupo ha negado haber actuado violentamente en una declaración publicada en internet. “Nos invitaron a la embajada y, contrariamente a lo que se dice, nadie fue amordazado o golpeado”, aseguran. “Por respeto a la nación anfitriona de España, no se usaron armas, todos los ocupantes de la embajada fueron tratados con dignidad”.