Chile facilitará una visa especial a los venezolanos que huyen de su país

Mundo ethos

Chile facilitará una visa especial a los venezolanos que huyen de su país
Foto: Rayner PEÑA

El gobierno de Sebastián Piñera ha anunciado este lunes que facilitará a partir del 16 de abril una visa especial de “responsabilidad democrática” a los venezolanos que huyen del gobierno de Nicolás Maduro. La visa, que se pide en el consulado chileno en Caracas, es prorrogable una vez y posibilita pedir la residencia definitiva. El gobierno chileno ha tomado esta decisión debido a “la grave crisis democrática por la que actualmente atraviesa Venezuela”.

Por otra parte, el Gobierno ha impuesto una “visa consular de turismo simple” para restringir la llegada masiva de haitianos al país. Esta visa les permite permanecer en Chile por un periodo máximo de 30 días. En el marco de una profunda reforma migratoria, Piñera ha explicado que ha llegado el momento de “poner orden en este hogar” porque se ha duplicado la tasa de extranjeros hasta el millón de personas. Un tercio de estos emigrantes está viviendo en una situación irregular. El gobierno hará una regularización extraordinaria para todos los que hayan ingresado antes del 8 de abril.

Asimismo, el gobierno establecerá un “visado con fines humanitarios” de 12 meses de duración para aquellos haitianos que tengan familia en Chile, aunque este será prorrogable, como en el caso de los venezolanos, una vez y tendrá un cupo máximo anual. La presencia de extranjeros en Chile se concentra sobre todo en el centro de Santiago y ciudades del norte como Antofagasta e Iquique. La llegada masiva de emigrantes ha colapsado las oficinas de migraciones, que tienen 4.000 atenciones diarias. La migración haitiana subió de 1.649 a 73.098 personas entre 2014 y 2017, mientras que los venezolanos crecieron de 8.001 a 84.586 en ese mismo periodo. Los peruanos y colombianos siguen liderando el número de extranjeros en Chile con 249.389 personas y 126.981 personas, respectivamente.

El diputado opositor Matías Walker ha puesto en duda la política del Gobierno porque cree que la decisión “huele a inmigración selectiva” y duda que cumpla con los tratados internacionales suscritos por Chile. Así como los decretos de los visados de aplicación inmediata, Piñera ha lanzado un proyecto de ley que reformula la actual ley migratoria, vigente desde 1975 y que fue aprobada en plena dictadura de Augusto Pinochet, de manera que el oficial de migraciones tiene la autoridad para decidir quién ingresa en Chile. La legislación de ahora permite que todo extranjero entre en el país con “visa de turista” y pueda pedir la residencia temporal o definitiva.

Piñera ha comunicado en el palacio de La Moneda que “el país necesita una nueva ley migratoria, adaptada a la actualidad y que garantice una migración segura, ordenada y regular”. La nueva normativa impide a personas con antecedentes penales ingresar en Chile, informa AFP.