The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Dimite el enviado de Estados Unidos para la coalición contra el Estado Islámico

The Objective
Foto: STR | AFP

El enviado especial de Estados Unidos a la coalición internacional que lucha contra el grupo Estado Islámico, Brett McGurk, presentó el viernes su renuncia, ha informado este sábado un funcionario del Departamento de Estado citado por AFP. Su dimisión, que se hará efectiva el 31 de diciembre, se produce justo después de que el presidente, Donald Trump, ordenara abruptamente la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, así como del anuncio de que el secretario de Defensa, Jim Mattis, dejaba su puesto, citando desacuerdos clave con el mandatario.

Considerado como el arquitecto de la estrategia de Estados Unidos contra el Estado Islámico, McGurk ha trabajado para los expresidentes George W. Bush (2001-2009), a quien asesoró sobre Irak y Afganistán, así como para Barack Obama (2009-2017), quien en 2015 lo nombró enviado especial para la coalición contra el yihadismo.

Originalmente, McGurk tenía previsto dejar su puesto en febrero de 2019, informa Efe. Sin embargo, según la cadena estadounidense CBS, McGurk ha adelantado su renuncia debido a "desacuerdos fundamentales" con la decisión de Trump sobre Siria que, en su opinión, deja solos a los aliados de Estados Unidos en la región.

El pasado 11 de diciembre, McGurk compareció ante la prensa en el Departamento de Estado y garantizó que Estados Unidos pensaba permanecer en Siria durante un periodo largo de tiempo. "El objetivo militar es la derrota duradera del Estado Islámico. Y si hemos aprendido una cosa a lo largo de los años es que la derrota de un grupo terrorista como el Estado Islámico significa que no se le puede vencer solo en su espacio físico y luego irse", dijo entonces McGurk.

Según el Gobierno de Estados Unidos, al Estado Islámico solo le queda un 1% del territorio que llegó a dominar en 2014, cuando proclamó un califato en Siria e Irak. Desde septiembre de ese año, EE.UU. desarrolla operaciones en Siria en el marco de la coalición internacional contra los radicales, que lleva a cabo bombardeos y colabora sobre el terreno con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas.