The Objective
Publicidad
Economía

Los trabajadores de los bancos reclaman un incremento salarial de al menos el 5%

Los sindicatos llevarán a cabo esta petición en las negociaciones formales que comenzarán en las próximas semanas para mitigar el impacto de la inflación

Los trabajadores de los bancos reclaman un incremento salarial de al menos el 5%

José María Méndez y Alejandra Kindelán, responsables de las patronales de los bancos | Europa Press

Los trabajadores de los bancos, a través de los representantes sindicales, llevan meses reclamando un aumento de los salarios para compensar el poder adquisitivo como consecuencia de la escalada de la inflación. La plantilla, en las negociaciones formales que se iniciarán próximamente con las patronales, van a reivindicar un aumento de las retribución de como mínimo un 5%, según ha podido saber THE OBJECTIVE en fuentes financieras.

En junio las patronales del sector, AEB y CECA, pusieron en marcha un observatorio para analizar la situación y poder iniciar, posteriormente una negociación formal en el marco de la comisión del convenio colectivo. La AEB, en la que participan entre otros el Santander, BBVA y Sabadell, acordó este viernes con los sindicatos convocar próximamente dicha comisión. Por su parte, la CECA, de las que son socios Caixabank y el resto de antiguas cajas de ahorros, esperará hasta principios de diciembre para hacer un movimiento similar, una vez se hayan celebrado las elecciones sindicales.

En la misma, los representantes de los empleados pondrán sobre la mesa el alza anteriormente descrito en las tablas salariales que, además, no pueda ser absorbible por un ascenso del sueldo mínimo interprofesional, además de un compromiso para llevar a cabo contrataciones para cubrir las vacantes existentes tras los últimos ERE masivos. Desde finales de 2020 los bancos han despedido a unos 19.000 trabajadores, hasta situar sus plantillas en España en algo más de 150.000. Algunos grupos, tal y como publicó este periódico, ya han elevado el volumen de personal en nuestro país.

Los bancos hasta la fecha se habían mostrado renuentes a un aumento de las retribuciones con el fin de controlar los costes operativos, sobre después de haber tenido que llevar a cabo los despidos tras la pandemia. Algunos banqueros habían apuntado hasta finales de 2023 la puesta en marcha de una negociación en el ámbito del nuevo convenio.

Las protestas aceleran las negociaciones formales en los bancos

Finalmente, tras la protestas de las últimas semanas por parte de los empleados, las entidades han cambiado de opinión y se sentarán para abordar el incremento de las retribuciones. La AEB comparte la necesidad de convocar la comisión del actual convenio por «las excepcionales circunstancias que concurren y afectan a las plantillas del sector».

La plantilla, a través de las organizaciones sindicales, viene pidiendo de manera general varias medidas para efectuar la subida. Entre ellas, destaca una paga extraordinaria o una revisión de la tablas que mitigue el impacto de la inflación y una revisión de distintas partidas como kilometraje, teletrabajo o aportaciones a los planes de pensiones.

Otro punto que los trabajadores quieren modificar es la remodelación de otros aspectos, como la posibilidad de cambiar la hipoteca variable a fija ante la escalada del euríbor en los últimos meses. Algunos bancos, como Bankinter, han permitido este traspaso, mientras que otros como BBVA lo están impidiendo hasta la fecha o ha cambiado las condiciones.

Una subida salarial de al menos el 5%, a través de todos estos mecanismos o alguno de ellos, compensaría buena parte de la inflación y la pérdida de poder adquisitivo en los trabajadores de los bancos. El IPC se sitúa en la actualidad el 7,3% después haber evolucionado a la baja desde verano.

El convenio colectivo actual de la los bancos, que será revisado, finaliza en 2023 y contempla por ahora una subida salarial del 1% para 2022 y del 1,25% para el próximo ejercicio. Además, prevé un pago único fuera de las tablas del 0,25% en 2022, 2023 y 2024 en los bancos que presenten resultados positivos o repartan dividendos en el año anterior.

Por su parte, el marco de las antiguas cajas establece un incremento de las remuneraciones del del 0,75% en 2022 y del 1% en 2023, además de un extra adicional del 0,25% vinculado a dividendos y beneficios y otro otro del 0,25% referenciado una rentabilidad mínima en dicho periodo.

En España no será el único país en el que el sector financiero eleva las retribuciones de la plantilla. Así, el Sabadell ha pactado realizados dos pagos únicos a su plantilla en Reino Unido de 500 libras cada uno, país donde cuenta con la franquicia TSB. Por su parte, el Santander ha apostado por una subida salarial a sus empleados británicos. A los empleados de su filial, les incrementará un 4% el sueldo siempre y cuando cobren menos de 40.000 euros.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D