España y otros países europeos reconocen a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela

Lifestyle

España y otros países europeos reconocen a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela
Foto: Anna Maier

España y algunos países europeos, entre ellos Francia, Alemania o Reino unido, entre otros, han reconocido este lunes a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, después de que el domingo expirase el plazo de ocho días dado a Nicolás Maduro para que convocara elecciones presidenciales, algo que no ha hecho. Durante una declaración institucional realizada desde el palacio de La Moncloa, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha anunciado que España tiene intención de promover, en el seno de la Unión Europea y también en el marco de Naciones Unidas, un plan de ayuda humanitaria para «paliar urgentemente la grave situación que se vive en Venezuela». Por su parte, Maduro niega que en Venezuela haya una crisis humanitaria, según declaró en una entrevista concedida a Jordi Évole en Salvados.

«A partir de hoy seguiremos trabajando para conseguir la paz, la libertad y la concordia de todos los venezolanos», ha dicho Sánchez, que ha recordado que el reconocimiento de Guaidó como «presidente encargado» tiene un horizonte claro, el de «convocar unas elecciones en el menor plazo de tiempo posible«, unas elecciones que deben ser «libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones». En este sentido, Sánchez se ha comprometido a que España impulsará y apoyará el grupo de contacto internacional creado por la Unión Europea» a instancias de España «para acompañar a Venezuela en este proceso».

«Es en definitiva el pueblo de Venezuela el que debe decidir en exclusiva su futuro», ha remarcado al señalar que «quien está sufriendo las consecuencias del Gobierno de Maduro es el pueblo de Venezuela».

También ha considerado que es necesario que la democracia plena retorne a Venezuela, lo que significa «el reconocimiento de los derechos humanos, el pluralismo político, que no haya presos políticos, que haya unas elecciones libres, transparentes y con todas las garantías, y en ese camino, el Gobierno español apoyará al pueblo venezolano».

«No vamos a dar un paso atrás en este empeño, España va a estar a la altura de lo que se espera de ella en este conflicto», ha dicho Sánchez, que también ha mandado un mensaje de apoyo y tranquilidad a la comunidad española que vive en el país latinoamericano.

«Venezuela es un país hermano y querido, y puede contar con España en esta hora crucial. Estamos y siempre estaremos a su lado«, ha sentenciado el presidente del Gobierno.

Por su parte, el expresidente del Gobierno Felipe González ha pedido a los militares venezolanos que «no apoyen con los sables» a un «tirano» como Nicolás Maduro, ya que si el 90% de la gente no quiere a Maduro y éste tiene el 90% de las armas, en cuanto deje de tenerlas dejará de tener el poder, ha argumentado en una entrevista en Antena 3.

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se proclamó presidente interino del país el 23 de enero y se comprometió a celebrar elecciones presidenciales «libres», después de no reconocer el nuevo mandato de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. La toma de posesión del dirigente chavista, el 10 de enero, tampoco cuenta con el el reconocimiento de gran parte de la comunidad internacional.

La ONU apuesta por la mediación

La ONU no va a sumarse a ninguna de las iniciativas propuestas por distintos países para tratar de solucionar la crisis en Venezuela, según ha anunciado su secretario general, António Guterres. En su lugar, la organización optará por mantener sobre la mesa su propia oferta de mediación al Gobierno y a la oposición del país, dijo Guterres en declaraciones a los periodistas.

El diplomático portugués ha explicado que, aunque ha estado en contacto con distintos Gobiernos, la Secretaría General de Naciones Unidas ha decidido «no ser parte de ninguno de estos grupos, para dar credibilidad a nuestra continuada oferta de buenos oficios».

Continúa la tensión

Estados Unidos fue el primer país que apoyó públicamente a Juan Guaidó y después se han ido sumando otros Gobiernos, además del Parlamento Europeo y otras instituciones internacionales como el Grupo de Lima, aunque en ambos casos, sin que dicho reconocimiento se haya hecho por unanimidad.

Maduro descartó el domingo, durante una entrevista a Jordi Évole en el programa Salvados, de La Sexta, que no va a convocar elecciones presidenciales y acusó a Guaidó de protagonizar un golpe de Estado auspiciado por Estados Unidos. Maduro arremetió también contra Sánchez a quien se refirió como «farsante».

El presidente del Gobierno ya habían anunciado hace una semana que si Maduro no convocaba elecciones presidenciales democráticas en el plazo de ocho días, España reconocería a Juan Guaidó como presidente interino.

Podemos y PP cargan contra Sánchez

“El presidente del Gobierno se equivoca». Así lo ha asegurado el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, que ha defendido que la posición del partido morado «es la de la ONU, la de países como México y Uruguay» y que se debe «respetar el derecho internacional y mediar en un conflicto tan importante en un país hermano como Venezuela».

Echenique ha señalado también que «reconocer a una persona como presidente cuando no controla las instituciones del país es muy peligroso, va en contra del derecho internacional y puede abrir la puerta a una confrontación armada». En ese snetido se ha preguntado: «¿Qué va a hacer el Gobierno si hay un levantamiento militar?, ¿si hay una intervención de tropas extranjeras lo va a reconocer?”.

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha acusado al jefe del Ejecutivo de «desleal» al no contar con su partido  y llegar «tarde y mal» al fijar la posición de España sobre Venezuela.

Reconocimiento europeo a Guaidó 

Además de España, 18 países de la UE han firmado una declaración conjunta de apoyo y reconocimiento a Guaidó, como «presidente encargado de Venezuela» con el objetivo de que «convoque elecciones presidenciales libres, justas y democráticas». Así lo firmaron España, Portugal, Alemania, el Reino Unido, Dinamarca, Holanda, Francia, Hungría, Austria, Finlandia, Bélgica, Luxemburgo, República Checa, Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, Suecia y Croacia.

En la declaración estos países argumentan que adoptaron esta decisión dado que «Nicolás Maduro ha optado por no poner en marcha el proceso electoral» que le había requerido la Alta Representante para la Política Exterior y Seguridad y Vicepresidenta de la Comisión Europea en un comunicado en nombre de los 28 Estados miembros de la UE. También Ucrania ha reconocido a Guaidó, aunque este país, no pertenezca a la UE.

Poco antes de la declaración de Sánchez, Francia reconocía a Guaidó como presidente interino. «Consideramos que hoy el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, cuya legitimidad está perfectamente reconocida, está habilitado para convocar elecciones presidenciales», ha indicado este lunes el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, en una entrevista a la emisora pública France Inter.

Después, hacía lo propio el presidente del país, Emmanuel Macron, que a través de Twitter ha asegurado que «los venezolanos tienen derecho a expresarse libremente y democráticamente», y ha añadido: «Francia reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado para implementar un proceso electoral. Apoyamos al Grupo de contacto, creado con la UE, en este período de transición».

En Reino Unido, el ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, ha anunciado el reconocimiento de Guaidó en Twitter, «hasta que se convoquen nuevas elecciones»,  después de constatar que el actual presidente, Nicolás Maduro, «no ha convocado elecciones en el plazo de ocho días que establecimos».

Hunt ha deseado que el reconocimiento de Guaidó permita acercarse «a poner fin a la crisis humanitaria».

En el caso de Alemania, Angela Merkel ha anunciado que reconoce a Guaidó como «presidente interino legítimo» del país, y ha confiado en que inicie un proceso electoral «lo antes posible». Así se ha pronunciado Merkel en una rueda de prensa celebrada en Tokio junto al primer ministro nipón, Shinzo Abe, en la que ha dicho que Guaidó «es el presidente interino legítimo para esta tarea, desde el punto de vista alemán y también de otros muchos socios europeos».

El Gobierno de Portugal también ha reconocido a Guaidó, como «presidente encargado» del país caribeño para convocar «elecciones libres y justas», según se ha adelantado en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, cuyo titular, Augusto Santos Silva, se pronunciará sobre el asunto en una comparecencia a la prensa programada para el mediodía.

Austria también ha reconocido a Guaidó. El canciller federal, el democristiano Sebastian Kurz, ha señalado en un mensaje enviado por la red social Twitter, en español, que «el régimen de Maduro se ha negado hasta la fecha a aceptar unas elecciones presidenciales libres y justas».

«Cuenta con nuestro pleno apoyo en sus esfuerzos para restablecer la democracia en Venezuela, que sufre desde hace demasiado tiempo una mala gestión socialista y una ausencia de Estado de derecho», ha remarcado Kurz en su mensaje.

El Gobierno de Suecia también ha hecho lo propio y ha abogado por una solución política y pacífica. «En esta situación apoyamos y consideramos a Guaidó como legítimo presidente interino», ha declarado la ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, a la televisión pública SVT.

El Gobierno de Holanda ha reconocido a Guaidó como mandatario «interino» de Venezuela, según ha informado en un comunicado el ministro holandés de Exteriores, Stef Blok, que ha explicado que con este paso, se busca «proporcionar al pueblo venezolano su derecho constitucional» a participar en un «proceso electoral justo, libre y democrático, adaptado lo máximo posible a los estándares internacionales».

No obstante, el reconocimiento de Guaidó como presidente interino de Venezuela «no conlleva la obligación legal de romper relaciones diplomáticas» con el país, ha señalado Blok, quien ha especificado que «continuará manteniendo» tratos a nivel diplomático y consular con «los representantes de Maduro porque son los que tienen la autoridad efectiva en sus manos».

El Gobierno de Dinamarca se ha sumado al reconocimiento internacional a Guaidó. En un mensaje en Twitter, el ministro de Exteriores danés, el ultraliberal Anders Samuelsen, ha aplaudido anuncios similares realizados por otros países europeos y ha anunciado que la Unión Europea prepara una «declaración importante» sobre la situación en Venezuela.

«Lituania se une a otros países miembro de la UE al apoyar y reconocer a Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como presidente interino de Venezuela», ha dicho el ministro de Exteriores, Linas Linkevicius. «Esperamos elecciones libres y democráticas, apoyamos firmemente la conferencia intergubernamental iniciada por la UE. La democracia y el Estado de Derecho en Venezuela deben ser restaurados y los Derechos Humanos, protegidos», ha zanjado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

«Letonia reconoce y apoya a Juan Guaidó, presidente democráticamente electo de la Asamblea Nacional, como presidente interino de Venezuela», ha anunciado el ministro de Exteriores, Edgars Rinkevics. «Llamamos a elecciones presidenciales libres, justas y democráticas», ha añadido el jefe de la diplomacia letona en un mensaje publicado en su Twitter.

Polonia también ha reconocido a Guaidó como «presidente interino» por «la incapacidad de Nicolas maduro para celebrar elecciones presidenciales tempranas», según ha publicado el ministro de Exteriores, Jacek Czaputowicz, en su cuenta de Twitter.

República Checa también ha reconocido a Guaidó como «presidente interino», según ha conformado en Twitter el ministro de Exteriores, Tomáš Petříček, que ha señalado que Guaidó «debe llevar a su país a las elecciones democráticas».

«Para apoyar el proceso constitucional en Venezuela, Finlandia apoya a Guaidó como presidente interino de Venezuela«, ha anunciado en la red social Twitter el ministro de Exteriores del país nórdico, Timo Soini.

Por su parte, Noruega que está en el espacio económico europeo pero no pertenece a la UE, ha rechazado también reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela y ha pedido diálogo entre las partes y la celebración de nuevas elecciones.