The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El ministro Josep Borrell asegura que "estamos al borde de un enfrentamiento civil en Cataluña"

Redacción TO
Foto: SUSANA VERA | Reuters/Archivo

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha apelado al diálogo y a rebajar la tensión política en Cataluña, donde considera que “estamos al borde de un enfrentamiento civil“.

En una entrevista en laSexta el domingo en el programa El Objetivo de Ana Pastor, el jefe de la diplomacia española se mostró partidario de abrir cauces de diálogo “dentro de los marcos de la Constitución y el respeto a la legalidad” en un momento en el que la integridad del Estado está “puesta en cuestión” de una forma grave como resultado del desafecto de una parte importante, aunque no mayoritaria, de la población catalana.

No obstante, el Gobierno tiene que encontrar “alguien con quien dialogar y que acepte el marco del diálogo”, añadió.

Aunque ironizó con que no es “el ministro de Asuntos Catalanes”, Borrell afirmó que uno de los motivos por los que aceptó ser ministro era para dar respuesta a la pérdida de prestigio de España en universidades extranjeras, especialmente del ámbito anglosajón, por la “estrategia insistente” de los independentistas de mostrar que “la leyenda negra is back”.

Borrell matizó unas declaraciones pasadas en las que afirmó que había que “desinfectar las heridas de la sociedad catalana”, una expresión que ha sustituido por “curar”, aunque recordó que nunca dijo “que haya que desinfectar a los catalanes o a Cataluña, como dicen”.

Sobre las criticas a la desactivación de los controles financieros a la administración catalana adoptada en el primer Consejo de Ministros del recién estrenado Gobierno de Pedro Sánchez el viernes, pidió que no se busquen “interpretaciones conflictivas” sobre cada medida del Gobierno respecto a Cataluña. En este sentido, recordó que el PSOE “demostró una enorme lealtad” con el anterior Gobierno a la hora de aplicar el artículo 155, que “nadie” deseaba.

Sobre los políticos soberanistas presos, Borrell se limitó a decir que se trata de un tema en manos de los tribunales.

En otro momento, insistió en que le gustaría que se contribuyese a rebajar la tensión “con las medidas que lo hicieran posible”, y que un político como Oriol Junqueras estuviera en condiciones de participar en el debate político democrático, aunque matizó que corresponde al juez apreciar, por ejemplo, si hay riesgo de fuga.

Sobre las declaraciones de este fin de semana realizadas por la ex consellera de Educación de la Generalitat Clara Ponsatí, huida en Escocia, que admitió que el anterior ejecutivo catalán “jugaba a póquer” contra el Gobierno español e iba “de farol” Borrell fue contundente: “La próxima vez que jueguen al póquer, que jueguen con garbanzos, porque han estado jugando con el futuro de este país”.

En cuanto a  la reforma de la Constitución que el PSOE ha planteado, para Borrell la medida podría hacer posible que algunos de los artículos del Estatut declarados inconstitucionales en el futuro no lo fueran. Y en cuanto a los apoyos para llevar a cabo esta reforma, el ministro apeló a los partidos para que “entiendan que este es un momento grave” y que compartan un diálogo en el marco constitucional.

Entre las primeras medidas que tiene previsto presentar, el ministro Borrell se refirió a una ley para modificar la reforma de 2011 que estableció el voto rogado para los españoles en el extranjero, ya que a su juicio “ha demostrado que no funciona” al haber pasado de una participación del 30% del censo al 5%.

También aseguró que va a pelear para que en Europa entiendan que la oleada migratoria “no es tan grande como dicen” y que ni la Unión Europea ni España han reaccionado “adecuadamente” a este asunto, informa EFE.