El paro en el periodismo aumenta un 29% por el impacto del coronavirus

Sociedad

El paro en el periodismo aumenta un 29% por el impacto del coronavirus
Foto: Esther Vargas| Flickr bajo Licencia Creative Commons

Entre enero y septiembre de 2020, la cifra de periodistas parados ha aumentado un 29,1%, hasta los 8.636 profesionales, según cifras del SEPE. El informe de la APM (Asociación de la Prensa de Madrid) de este año recoge las consecuencias de la pandemia en el empleo periodístico.

Los detalles: según el Informe APM 2020, los principales problemas de los periodistas son la mala retribución, el paro y la precariedad, la falta de independencia de los medios y la falta de rigor y neutralidad.

El desempleo ha crecido más entre los hombres, pero las mujeres siguen representando casi dos tercios de los periodistas sin trabajo, concretamente el 62%. Esta brecha de género parece aumentar a medida que aumenta la responsabilidad del puesto: el porcentaje de mujeres que ocupa puestos directivos sigue siendo muy escaso, pese a que en las redacciones la presencia de mujeres y hombres está equilibrada, indica el informe. La situación varía en el ámbito de la comunicación: un 58% de los puestos directivos están ocupados por mujeres.

En cuanto al desempleo registrado por comunidades autónomas, donde más crece respecto a septiembre de 2019 es en las Islas Baleares (un 121%), Cantabria (un 59%), Ceuta y Melilla (36%) y Andalucía y Asturias (35 %).

El paro en el periodismo aumenta un 29% por el impacto del coronavirus

Fuente: Informe Anual de la Profesión Periodística, 2020 | APM

Por otro lado, el 28 % de los periodistas contratados ha sufrido un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y solo un 30% de ellos percibió de su empresa un complemento salarial.

Por lo que respecta a las condiciones de trabajo, la encuesta de este año revela que ha crecido el número de periodistas y comunicadores que trabajó por encima del límite de las 40 horas semanales. ¿La principal razón? La dificultad de fijar los horarios laborales con el teletrabajo, según ha mencionado la mayoría de los encuestados.

Si bien la mala retribución sigue siendo el principal problema profesional para los periodistas, este año se sitúa junto a la falta de rigor y neutralidad profesional, así como la precariedad: un 14% de los periodistas autónomos trabajan como falsos autónomos, es decir, «integrados en la estructura de una empresa que, en realidad, debería tenerles contratados», explican desde la APM.

Entre las razones que esgriman los periodistas para denunciar la falta de rigor profesional, la pandemia es protagonista: el 80% ha tenido que informar sobre temas relacionados con el COVID-19 sin contar con conocimientos suficientes para hacerlo; y el 77% de los periodistas considera que la calidad de la información de este tipo es algo deficiente o muy deficiente.