Publicidad
Jose Maria Inigo

Política de gestos

La verdad es que, con la que está cayendo, no se entiende la pasividad de la gente, y un poco más de reacción popular sí que se echa de menos

Opinión

La verdad es que, con la que está cayendo, no se entiende la pasividad de la gente, y un poco más de reacción popular sí que se echa de menos

Ya sabemos que éste es el país del “nunca pasa nada” y del “todos son iguales”, del “yo no entiendo de política” y del “aquí siempre pagan los mismos”.  Sin querer justificar todas y cada una de estas afirmaciones populares, la verdad es que, con la que está cayendo, no se entiende la pasividad de la gente. Y no es que uno piense que hay que tirarse al campo y gritar “a las armas” pero un poco más de reacción popular sí que se echa de menos.

Y no solo por las grandes cosas, sino por los pequeños detalles que dicen mucho de cómo se gestionarán cifras mayores. Que haya una partida en el proyecto de los presupuestos del año que viene, una partida digo, de unos cien mil euros destinada a pagar las multas de los chóferes de sus señorías, manda leches. Los conductores deben atenerse, como profesionales que son, a las normas establecidas, y si las infringen que lo paguen,  y si es el señorito que llevan dentro quien pide más velocidad o que incumplan la ley que sea él quien pague la multa, no nosotros, el pueblo llano.

Pero es que en esos presupuestos hay partidas difíciles de comprender, como las relacionadas con algunos viajes, estancias, teléfonos y demás prebendas. Como el hecho de que con ocho años de ejercicio en el Congreso de los Diputados, éstos tengan derecho a la pensión máxima, o que disfruten de una parte de su salario exento del pago a Hacienda, etc. 

Ya sé que seguramente éste es el chocolate del loro, pero la política de gestos debiera imponerse para que, al menos, los que no entendemos de los grandes números, creamos que no nos toman el pelo; que eso de que todos somos iguales es cierto, aunque estemos seguros de que no.

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D