The Objective
Publicidad
Álvaro Nieto

THE OBJECTIVE: un periódico valiente, libre, plural y cada día más grande

«Cuando a los periodistas se les deja trabajar en libertad, el público lo acaba reconociendo y el éxito termina llegando»

Opinión
30 comentarios
THE OBJECTIVE: un periódico valiente, libre, plural y cada día más grande

Consejo editorial de THE OBJECTIVE (falta Fernando Savater).

Hace justo un año, el 16 de noviembre de 2021, vio la luz la nueva página web de THE OBJECTIVE. Era la culminación de un desarrollo tecnológico que duró cuatro meses y la puesta de largo de un producto más completo al que se acababan de sumar dos docenas de periodistas y colaboradores.

THE OBJECTIVE, que tras ocho años de vida ya era una referencia en Opinión y en Cultura, entraba de lleno en la lucha diaria por la información, apostando por las noticias exclusivas y poniendo especial énfasis en la Política y en la Economía.

Un año después, los datos no dejan lugar a dudas. THE OBJECTIVE se ha convertido en el medio de comunicación de moda en España, con un crecimiento de audiencia del 947% (sí, lo han leído bien). En estos doce meses no hay periódico que pueda presumir ni de la mitad de ese crecimiento, pues en general el sector se encuentra estancado o en claro retroceso.

Las cifras demuestran que cada día hay más lectores al otro lado de la pantalla… y la tendencia no parece que vaya a detenerse. En España, pero también en el resto del mundo, donde THE OBJECTIVE tiene la mitad de su público.

Todo ello ha permitido situar el periódico entre los 15 medios generalistas con más audiencia de España, según GfK DAM, que es el medidor oficial contratado por los anunciantes.

Esos datos vienen a confirmar lo que hace un año intuíamos. Hay una gran parte de la sociedad que está demandando otro tipo de periodismo. Y la opinión de los ciudadanos españoles sobre los medios de comunicación así lo acredita. Según la última entrega del prestigioso estudio que cada año elaboran Reuters y las universidades de Oxford y Navarra, sólo el 32% de la población confía en los medios, apenas un 15% los considera independientes de las grandes empresas y solo el 13% los percibe libres de injerencias políticas.

Por tanto, y a pesar de la enorme saturación del mercado de la información en España, hay una oportunidad para intentar levantar un proyecto periodístico que pueda ser leído por amplias capas de la sociedad siempre que sea percibido como independiente y veraz. Sin sectarismos, pero sin complejos. Y, por supuesto, sin muros de pago, pues todo el mundo tiene derecho a recibir información de calidad (el estudio antes mencionado apenas sitúa en el 12% la cifra de españoles que pagan por informarse).

«THE OBJECTIVE se ha convertido en el medio de comunicación de moda en España, con un crecimiento de audiencia del 947% en apenas un año»

En este tiempo, es evidente que hemos cometido multitud de errores, y pido disculpas por todos ellos, pero también es cierto que hemos demostrado sobradamente ser un periódico valiente, descarado, atrevido… capaz de abordar con rigor los temas que preocupan en la calle, y que muchas veces no forman parte de la agenda de los medios.

Políticamente, nos intentaron etiquetar desde el principio en un espectro ideológico muy concreto, pero también hemos dado suficientes muestras de ser imprevisibles, impredecibles y, sobre todo, libres. Es verdad que criticamos mucho al Gobierno, pero para eso están los periódicos, para hacer de contrapoder y vigilar la actuación de nuestros gobernantes. Cuando llegue la oposición, seremos igual de implacables.

En estos doce meses, hemos tratado de reunir en nuestras páginas las plumas más brillantes de España. Todavía nos faltan algunos, pero otros muchos han aceptado sumarse a THE OBJECTIVE atraídos por el aire fresco que transmite. Hemos conformado un plantel extraordinario de firmas diversas, plurales e inteligentes. Y varias de ellas han aceptado formar parte de nuestro Consejo Editorial, un órgano de reciente creación presidido por el periodista Antonio Caño y cuyo cometido principal es darle solidez intelectual al periódico.

Pero esto no ha hecho más que comenzar. En las próximas semanas anunciaremos nuevas iniciativas que estoy seguro que no dejarán indiferente a nadie. Porque esa también es una marca de nuestra casa: la capacidad de sorprender y de provocar. En momentos en los que está de moda la cancelación e intentar censurar al que opina diferente, nosotros seguiremos abogando por dar voz a quienes se atreven a pensar de manera distinta a la corriente dominante. Y, por supuesto, que luego cada cual saque sus propias conclusiones.

«Cuando a los periodistas se les deja trabajar en libertad, el público lo acaba reconociendo y el éxito termina llegando»

Finalmente, quiero dar las gracias a mucha gente sin la que hubiera sido imposible llegar hasta aquí. En primer lugar, a todos ustedes por elegirnos a diario. Si les gusta nuestro periódico, el mayor favor que nos pueden hacer, aparte de seguir leyéndolo, es recomendarlo a sus amigos y familiares. Que se corra la voz. El boca a boca funciona, así que no deje de practicarlo para que cada día seamos más.

En segundo lugar, es obligado reconocer también el apoyo de los anunciantes, que han confiado en nosotros para alojar su publicidad o patrocinar nuestros eventos. Sin ellos, al igual que sin los numerosos donantes anónimos, sería imposible hacer lo que hacemos. Un proyecto editorial no puede obviar el negocio porque, como demuestran muchos casos recientes, para que un medio de comunicación sea realmente independiente tiene que tener una posición financiera saneada.

Por supuesto, también quiero agradecer su esfuerzo a todo el equipo de THE OBJECTIVE: empleados, colaboradores y columnistas. Con menos recursos y plantilla que la mayoría de nuestros competidores hemos demostrado que se puede hacer un producto más que digno. Y lo hemos logrado con trabajo, ingenio y audacia.

Y en cuarto lugar, permítanme darle las gracias a Paula Quinteros, valiente empresaria que está detrás de este proyecto y que durante este año ha tenido que aguantar todo tipo de sandeces. Hay quien no puede soportar que una mujer joven llegada de lejos, aunque 100% española, esté revolucionando el mundo de los medios en nuestro país. Tuvo el atrevimiento de nombrarme director y ha cumplido escrupulosamente su papel de editora sin interferir en nuestro trabajo a pesar de las presiones. Cuando a los periodistas se les deja trabajar en libertad, el público lo acaba reconociendo y el éxito termina llegando. Seguimos.

Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D