The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Revolución en la Guardia Civil: una 'nueva' asociación quiere la mayoría en el Consejo de la Benemérita

Revolución en la Guardia Civil: una 'nueva' asociación quiere la mayoría en el Consejo de la Benemérita

Guardia Civil

La Asociación Profesional Justicia Guardia Civil (JUCIL) aspira a convertirse en la «asociación generalista y mayoritaria» de la Benemérita y confía en materializar dicho «objetivo» en las elecciones al Consejo de la Guardia Civil a las que se presenta por primera vez, y que se celebran este martes y miércoles, 26 y 27 de octubre, en todo el país.   

Durante estos comicios, casi 83.000 agentes votarán, como cada cuatro años, para elegir a los 16 vocales que les representarán en el Consejo. Un órgano en el que los guardias civiles deben ser escuchados antes de que la Administración pretenda llevar a cabo cualquier modificación en lo que respecta a cuestiones laborales, sociales o económicas de los funcionarios que integran el Cuerpo.

Todas las organizaciones de guardias civiles pueden presentar candidaturas en las tres escalas de la Benemérita: cabos y guardias, suboficiales y oficiales. Por eso los comicios también miden el peso de las asociaciones en el Instituto Armado. 

Este año, la principal novedad es la candidatura de JUCIL, el brazo de la asociación Jusapol —la plataforma constituida hace tres años para reivindicar la equiparación salarial con los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza— en el Instituto Armado. 

Su éxito ha sido tal que, según revelan fuentes de distintas asociaciones, nadie duda de que consiga sillas en el próximo pleno del Consejo de la Guardia Civil. Aunque para JUCIL, que cuenta con 12.000 asociados, eso no es suficiente. Busca, al menos, igualar el resultado de su homólogo en la Policía Nacional, JUPOL, que en las últimas elecciones al Consejo de la Policía logró ocho de los 14 vocales, en detrimento del Sindicato Unificado de Policía (SUP), hasta entonces el mayoritario en el Cuerpo. 

En el caso de JUCIL, tratará de desbancar a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la agrupación decana y mayoritaria, fundada en 1984, que cuenta con más de 25.000 afiliados y siete vocales [de 16] en el órgano democrático de la Benemérita. 

«Somos optimistas»

«Llevamos tres años trabajando para convertirnos en la asociación generalista y mayoritaria de la Guardia Civil. Somos bastante optimistas, hemos hecho una buena campaña; en la Guardia Civil no estaban acostumbrados a ver algo hecho con tanto orgullo y razón. Para nosotros ser guardia civil es un estilo de vida», contaba este domingo a THE OBJECTIVE el portavoz de JUCIL, Agustín Leal.

Los pilares de su programa: «La defensa de la institución, la equiparación salarial [cuyo acuerdo con el Ministerio del Interior aún esta pendiente de cumplirse en algunos puntos], la defensa de los derechos sociolaborales de los guardias» y la «denuncia» de cualquier delito «independientemente de quien lo haya cometido» dentro del Cuerpo. 

«Nosotros fuimos los primeros en denunciar que el cese del Coronel Pérez de los Cobos fue una injerencia política al Estado de derecho. Nos hemos querellado contra la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, por prevaricación, también contra el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska… Haremos, día a día, lo que podamos para mejorar el Instituto Armado», aseguraba Leal. 

Conservar la mayoría

Desde las filas de la AUGC, en cambio, no muestran demasiada preocupación por la candidatura de JUCIL. Confían en renovar su posición como «la asociación mayoritaria en el seno de la Guardia Civil». «Es nuestra aspiración», insistió a este periódico el portavoz de la asociación, Pedro Carmona, el pasado fin de semana. 

«Somos los únicos que hemos conseguido avances en los derechos profesionales. Hemos hecho un gran trabajo, queremos seguir modernizando la Benemérita y confiamos en que los guardias civiles van a saber responder, que seguiremos siendo fuertes», añadía este guardia civil. 

Sin ir más lejos, este agente recordaba cómo, gracias a la AUGC, el ministro del Interior aceptó que en estas elecciones pudiesen elegir a un vocal más. Hasta ahora, el Consejo de la Guardia Civil estaba formado por 15 vocales. «Estamos llamados a votar 82.900 agentes, pero en la última reunión del Consejo reclamamos que, de facto, éramos 83.000 porque no contaban con los alumnos del Instituto Armado, que no tienen el empleo adquirido todavía. Eso suponía poder elegir otro representante y Marlaska accedió». 

¿Cambiará el tablero político del Instituto Armado? Habrá que esperar hasta la última hora de miércoles, cuando la Dirección General de la Guardia Civil, salvo cambios de última hora, publique el resultado de los comicios.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D