The Objective
Publicidad
España

Vox prepara más actos con Georgia Meloni, la líder italiana que incendió la campaña andaluza

La política de Fratelli d’Italia asistirá a la cumbre iberoamericana que Vox organizará en Madrid el próximo mes de octubre

Vox prepara más actos con Georgia Meloni, la líder italiana que incendió la campaña andaluza

Santiago Abascal, Georgia Meloni y Jorge Buxadé en un mitin de Macarena Olona en Andalucía

«No hay término medio posible. O se dice sí, o se dice no. Sí a la familia natural, no a los lobbies LGTB. Sí a la identidad sexual, no a la ideología de género. Sí a la cultura de la vida, no al abismo de la muerte. Sí a la universalidad de la cruz, no a la violencia islamista. Sí a las fronteras seguras, no a la inmigración masiva. Sí a la soberanía de los pueblos, no a los burócratas de Bruselas. Sí a la civilización, no a quienes quieren destruirla». Este fue el discurso que Georgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia, articuló en un mitin de Vox en Marbella, el pasado 12 de junio, y que incendió la campaña andaluza.

La arenga, pronunciada en un tono muy exaltado, fue utilizada por la izquierda para cargar contra Santiago Abascal y su candidata a la Junta de Andalucía, Macarena Olona, que aplaudieron ostensiblemente cuando la líder nacionalista italiana les brindó su apoyo. Muchos izquierdistas quisieron ver en Meloni algo así como la parusía del fascismo por el contenido tradicionalista, nativista y proteccionista de su discurso. Fue acusada, entre otras cosas, de «racista» y «homófoba».

Muchas de aquellas acusaciones son tildadas de «caricaturescas» por algunos de los implicados en aquella campaña, pero estos mismos admiten que es cierto que dieron argumentos a las redes sociales y a los medios de comunicación para azuzar de nuevo el miedo a la «ultraderecha». Esta era un arma que estaba perdiendo eficacia en las últimas campañas electorales, pero que quizá tuvo algo que ver con el mal resultado de Olona el 19-J (muy lejos de las encuestas internas que manejaban). Algunos dirigentes de Vox, de hecho, confesaron a THE OBJECTIVE que el involucramiento de una política internacional como Meloni fue un error estratégico porque tenía poco que aportar en una campaña en la que, precisamente, faltó contenido propositivo en materia local.

Pero el caso es que no era la primera vez que Meloni intervenía en un acto de Vox -ya estuvo presente en el VIVA 21 que la formación que preside Santiago Abascal celebró en IFEMA (Madrid) el pasado mes de octubre-, ni será la última. De hecho estará presente, según ha podido saber este medio, en la Segunda Cumbre Iberoamericana que ECR-Eurolat (Conservadores y Reformistas Europeos) celebrará los próximos 10 y 11 de octubre en Madrid. En vísperas del Día de la Hispanidad.

Georgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia, participa en el Viva 21 de Vox celebrado el pasado mes de octubre en IFEMA (Madrid).

La cumbre constará de cinco paneles que se desarrollarán en dos días y tratará asuntos como «las relaciones entre Europa e Iberoamérica, la amenaza de Rusia y China, la guerra de la extrema izquierda para destruir la democracia y las libertades o el proceso de reconquista de la libertad por parte de las fuerzas patrióticas y conservadoras a ambos lados del Atlántico».

Georgia Meloni

Muchos no sabían quién era Georgia Meloni (Roma, 1977) hasta que su intervención en el mitin de Vox en Marbella se hizo viral, pero lo cierto es que se trata de una de las figuras que están emergiendo con más fuerza dentro de la derecha europea. No en vano, las encuestas auguran que podría ser la próxima presidenta del país de la bota, habiendo experimentado un crecimiento brutal desde las últimas elecciones de 2018, donde obtuvo el 4,3% de los votos. Hoy podría cosechar el 23%, por delante del Partido Democrático (centro-izquierda), que sería actualmente su gran competidor tras haber fagocitado a la derecha.

La presidencia sería el fin del camino que Meloni inició en diciembre de 2012, cuando cofundó el partido de derecha radical que ha liderado desde entonces, consumando poco a poco su sorpasso a la Liga de Matteo Salvini, a quien ya superó en las últimas elecciones municipales celebradas en Italia. El estrechamiento de los lazos de Abascal con Meloni, nótese, ha ido acompañado de un distanciamiento con Salvini, que tampoco estuvo en el VIVA 21 de Vox en beneficio de su competidora.

También ha ganado terreno a Silvio Berlusconi hasta estar poniéndosele cara -que diría Abascal- de Donald Trump y de Viktor Orbán, primer ministro húngaro, sus referentes ideológicos a los que podría replicar en breves. La inercia ganadora de Meloni está intentando ser capitalizada ahora por los dirigentes de Vox, que precisan de rodearse de líderes internacionales para proyectar cierta imagen de institucionalidad antes de las elecciones generales de 2023.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D