The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Coronavirus en perros: ¿Qué debemos saber?

Foto: Leung Yattin | Unsplash

El coronavirus (COVID-19) es, sin duda, el tema del momento. Hay dudas, hay miedo y, probablemente, exceso de desinformación, lo que aumenta las dos anteriores. La realidad es que en el caso de Europa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado ya el contagio de más de 2100 personas. Se trata, por lo tanto, de una emergencia de salud pública de interés internacional. 

Para protegernos, sabemos que debemos: lavarnos las manos con frecuencia y a fondo con un desinfectante para manos a base de alcohol o con abundante agua y jabón por un mínimo de 20 segundos, mantener al menos un metro de distancia con cualquier persona que esté tosiendo o estornudando, evitar tocarnos los ojos, la nariz y la boca, cubrirnos con el codo o con un pañuelo desechable al toser o estornudar, quedarnos en casa si no nos sentimos bien y llamar al centro de salud si tenemos fiebre, tos y dificultad para respirar. Pero, ¿qué pasa con los animales? ¿Pueden los perros contagiarse con el coronavirus? 

Foto: Daniel Hohe | Unsplash.

Coronavirus en perros: ¿Qué debemos saber?

En internet hay muchísima información sobre el coronavirus. Esto incluye, por supuesto, el coronavirus en perros. Pero debemos tener cuidado. Cuando en una web veterinaria se habla de coronavirus, por lo general, se hace referencia a la enfermedad por coronavirus, que no es más que una infección intestinal que se da en perros, especialmente en cachorros, y que no representa mayor peligro para el animal. Puede hablarse también del coronavirus respiratorio canino (CRCoV), una infección respiratoria aguda asociada a la famosa tos de las perreras. Pero en ningún caso se trata del coronavirus COVID-19, el virus que ha infectado a miles de personas en todo el mundo. Ninguna de las versiones caninas del coronavirus explicadas anteriormente afecta a las personas, pero comparten el nombre porque derivan de la misma familia.

Los coronavirus (CoV) son una extensa familia de virus de ARN (ácido ribonucleico) que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. Se llaman así porque, vista en el microscopio, la partícula del virus muestra una característica "corona" de proteínas alrededor. Las infecciones por CoV son comunes en animales y humanos. Como establece la OMS, en los humanos “se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19”.

Al tratarse de un nuevo virus, la comunidad científica aún está en proceso investigación del COVID-19 y aún no conocemos todos los detalles de la enfermedad. Sin embargo, hasta el momento, no hay evidencia de que los animales de compañía puedan infectarse o ser una fuente de infección para las personas. Lo que no significa que no podamos tomar ciertas precauciones.

Foto: Alvan Nee | Unsplash.

Un perro da positivo a un "nivel bajo" del virus COVID-19 en Hong Kong

El pasado 28 de febrero saltaron las alarmas cuando las autoridades de Hong Kong comunicaron que el perro de un paciente infectado había dado débilmente positivo al COVID-19 después de realizarle unas pruebas de rutina. "Muestras de nariz y boca de la mascota de la persona infectada también dieron positivo al COVID-19, aunque en niveles bajos", dijo el portavoz del ministerio de Agricultura, Pesca y Protección del Medioambiente de Hong Kong. El perro, un pomeranian, no ha mostrado signos clínicos relevantes, por lo que se le realizaran nuevas pruebas en los próximos días para determinar si está realmente infectado con el virus o si el positivo es producto de la contaminación ambiental. 

Actualmente, el perro está en cuarentena en un centro de acogida de animales. Como precaución, mientras se obtiene más información clínica sobre este caso, todos los animales de compañía de las personas infectadas por el COVID-19 en Hong Kong serán puestos en cuarentena durante un período de 14 días.

Imagen vía Organización Mundial de la Salud.

Manten la calma y lávate las manos

La Organización Mundial de Salud (OMS) lo tiene claro. De momento, no hay motivos para preocuparse. Pero sí, para tomar precauciones. “En la actualidad, no hay evidencia de que los animales de compañía / mascotas, como perros o gatos, puedan infectarse con el nuevo coronavirus. Sin embargo, siempre es una buena idea lavarse las manos con agua y jabón después del contacto con las mascotas. Esto lo protege contra varias bacterias comunes como E. coli y Salmonella que pueden pasar entre las mascotas y los humanos.”

En resumen, a menos que el perro conviva con un paciente confirmado de COVID-19, no es necesario tomar medidas especiales. Y si fuera el caso, basta con lavarse las manos y usar mascarilla cerca del animal, tal y como se haría con cualquier otra persona para evitar cualquier posibilidad de contagio y evitar salir a la calle durante un período de dos semanas.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.