The Objective
Publicidad
General

La Policía israelí ve indicios suficientes para acusar a Netanyahu de "soborno, fraude y abuso de confianza"

La Policía israelí ha asegurado este domingo que ve indicios suficientes como para acusar «de soborno, fraude y abuso de confianza» al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y ha recomendado acusarlo en el conocido como caso 4000, que investiga si recibió una cobertura positiva del portal de noticias Walla a cambio de favores a su propietario. 

La Policía israelí ve indicios suficientes para acusar a Netanyahu de "soborno, fraude y abuso de confianza"

Reuters

La Policía israelí ha asegurado este domingo que ve indicios suficientes como para acusar «de soborno, fraude y abuso de confianza» al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y ha recomendado acusarlo en el conocido como caso 4000, que investiga si recibió una cobertura positiva del portal de noticias Walla a cambio de favores a su propietario. 

En febrero, la Policía israelí ya recomendó a la Fiscalía imputar a Netanyahu por soborno, fraude y abuso de confianza en otros dos casos por los que era investigado desde hace un año. Netanyahu siempre ha rechazado las acusaciones y ha asegurado que durante las investigaciones no se encontraría nada «porque no hay nada».

La Policía también apunta al procesamiento del accionista mayoritario del grupo Bezeq y el portal de noticias Walla, Shaul Elovitch.«La principal sospecha es que el primer ministro aceptó sobornos y actuó en un conflicto de intereses interviniendo y actuando en decisiones regulatorias que favorecen a Shaul Elovitch y al Grupo Bezeq, y al mismo tiempo exigió directa e indirectamente interferir en el contenido del sitio Walla de una manera que lo beneficiara», se pude leer en un comunicado al que ha tenido acceso la agencia Efe. 

Durante la investigación del caso 4000, que comenzó en febrero y concluyó en noviembre, se reunieron los testimonios de 60 personas, se realizó una investigación fuera de Israel, y se recopilaron y analizaron materiales de investigación, incluidas grabaciones y documentos, además de la incautación de unos 28 millones de euros. A su término, «la evidencia en el caso indica que la relación entre el primer ministro y sus asociados cercanos con el Señor Shaul Elovitch fue una relación de soborno», consideró la Policía.

Ésta cree, de acuerdo a los hallazgos, que entre 2012 y 2017, el jefe del Ejecutivo y sus asociados «intervinieron de manera flagrante y continua, y en ocasiones incluso a diario, en el contenido publicado por el sitio web Walla News, y también buscaron influir en el nombramiento de altos funcionarios (editores y reporteros)».

Estas intervenciones «tuvieron la intención de promover sus intereses personales mediante la publicación de artículos y fotos halagadoras, eliminando el contenido crítico sobre el primer ministro y su familia».

La Policía concluye que «hay suficientes indicios para sustentar las sospechas contra las partes involucradas». En el caso del primer ministro, por cometer «delitos de soborno, fraude y abuso de confianza y aceptar de manera fraudulenta las circunstancias agravantes». En cuanto a su mujer, Sara, también valoran que hay pruebas que avalan una acusación de «soborno, fraude, abuso de confianza y la interrupción de procedimientos de investigación y judiciales».

Mientras, Elovitch podría afrontar cargos por «soborno, interrupción de los procedimientos de investigación y juicio», además de denuncias por delitos contra la Ley de Valores y de Prohibición de Lavado de Activos.

Netanyahu defiende su inocencia 

Benjamín Netanyahu no ha tardado en defenderse y ha negado su implicación y la de su esposa Sara en el caso de corrupción 4000. «Estoy seguro de que también esta vez las personas competentes, después de investigar el asunto, llegarán a la misma conclusión: que no van a encontrar nada porque no hay nada«, ha declarado en Twitter.

El jefe de Gobierno ha afirmado que estas recomendaciones «no tienen ningún peso judicial» y que en anteriores ocasiones que también implicaban personalidades públicas se han «rechazado de forma absoluta».

«Las recomendaciones de la Policía con respecto a mi mujer y a mí no sorprenden a nadie, ni el momento preciso en el que han sido hechas públicas. Estas se decidieron y se filtraron incluso antes de que empezaran las investigaciones», ha sentenciado.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D