El gobierno sirio bloquea la movilización de los autobuses con evacuados

Política y conflictos

El gobierno sirio bloquea la movilización de los autobuses con evacuados
Foto: Ammar Abdullah| Reuters

Los autobuses con civiles y combatientes evacuados de las poblaciones sirias de Fua, Kefraya y Al Zabadani permanecen bloqueados en el extrarradio de la ciudad de Alepo (norte) desde hace dos días.

Una de las personas que viaja en uno de los autobuses, Omar Burhan, exdirector del Hospital de Al Zabadani, ha declarado a EFE por teléfono que los vehículos procedentes de esta localidad, situada al noroeste de Damasco, no se han movido desde este miércoles de la zona de Al Ramusa, bajo control gubernamental y en la periferia sur de Alepo.

Burhan ha explicado que el motivo de este bloqueo es que «ha habido un problema con los detenidos por parte del régimen que no han sido puestos en libertad».

Asimismo, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, ha confirmado que por el momento los autobuses de Al Zabadani no han continuado con su camino, mientras que los de Fua y Kefraya siguen retenidos en el área de Al Rashidín, dominada por los opositores y en el extrarradio oeste de Alepo.

Está previsto que los autobuses originarios de Al Zabadani, con 300 personas, la mayoría combatientes opositores, se dirijan a la provincia de Idleb, controlada, sobre todo, por grupos insurgentes e islámicos.

Los de Fua y Kefraya, con 3.000 personas, entre las que hay 700 milicianos leales al Gobierno de Damasco, se trasladarán a la urbe de Alepo, en poder del ejército nacional.

Estas evacuaciones forman parte de un acuerdo alcanzado en marzo entre Irán y Hizbulá -aliados del Ejecutivo sirio-, y la facción islámica Ejército de la Conquista, auspiciado por Catar y que también contempla un intercambio de prisioneros.

El proceso de evacuación ha comenzado el viernes pasado con la salida de civiles y milicianos de Fua, Kefraya y de la ciudad de Madaya, próxima a Al Zabadani.

En esa ocasión, los autobuses también estuvieron retenidos durante un día en Al Rashidín y Al Ramusa en una espera que se saldó con un trágico atentado contra los vehículos procedentes de Fua y Kefraya, en el que 126 personas perdieron la vida y que no ha sido reivindicado.

Fua y Kefraya son dos pueblos de mayoría chií de la provincia de Idleb y rodeados por facciones islámicas entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial de Al Qaeda.

Al Zabadani y Madaya, que ya están bajo el control de las fuerzas armadas sirias, han estado asediadas hasta las evacuaciones por Hizbulá y milicias progubernamentales.