The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Guterres advierte de que al mundo le quedan dos años para actuar contra el cambio climático

Redacción TO
Última actualización: 25 Feb 2019, 7:47 pm CET
Foto: Bebeto Matthews | AP

Al mundo le quedan solamente dos años para actuar contra el cambio climático si quiere evitar "consecuencias desastrosas para los seres humanos y todos los ecosistemas que nos sostienen". Así lo ha advertido este martes el secretario general de la ONU, António Guterres, que ha llamado a la sociedad civil a pedir "cuentas" a los líderes del planeta.

En su discurso, Guterres ha repasado las pruebas científicas que avalan el daño producido por los seres humanos al medio ambiente. Por ejemplo, ha recordado que en las dos últimas décadas se han registrado los años más cálidos desde 1850, el hielo marino ártico está desapareciendo a un ritmo "más rápido de lo que imaginamos posible" y también se han registrado en los últimos años olas de calor extremas, incendios forestales devastadores (California), grandes tormentas o inundaciones, entre otras consecuencias.

"El cambio climático se mueve más deprisa que nosotros"

El secretario general de la ONU ha criticado que los máximos responsables ya eran conscientes del impacto medioambiental, pero en su opinión no han querido escuchar las advertencias de los científicos. A medida que se intensifique el cambio climático, "el agua será más escasa, será más difícil alimentarnos, la extinción de especies se acelerará y más personas migrarán, lo que ya está provocando conflictos sobre unos recursos menguantes", según el comunicado de la ONU.

Guterres ha recordado que cuando los líderes mundiales firmaron el Acuerdo de París sobre el cambio climático en 2015, se comprometieron a detener un ascenso de las temperaturas superior a los dos grados Celsius y a trabajar para mantener el aumento lo más cerca posible de los 1,5 grados. Sin embargo, los científicos han advertido de que aún falta mucho para alcanzar esa meta.

Los compromisos asumidos hasta ahora por los firmantes del acuerdo representan solo un tercio de lo que se necesita, según un estudio de la ONU. Estados Unidos decidió retirarse del Acuerdo de París porque, según Trump, tenía efectos negativos para la economía estadounidense.

Las ganancias por usar energía limpia pueden suponer 26 billones de dólares

Uno de los temas que ha abordado el portugués, en la víspera de la celebración de la Cumbre Mundial de Acción Climática en San Francisco entre el 12 y el 14 de septiembre, ha sido el de la sustitución de los combustibles fósiles, cuyas emisiones de carbono ha calificado como "suicidas", por energías limpias, como la hidroeléctrica, solar y eólica. Guterres ha instado a reconfigurar el modelo de producción energética: “Tendremos que repensar cómo calentaremos, enfriaremos y alumbraremos nuestros edificios para que desperdiciemos menos energía”.

Guterres ha subrayado que la sustitución de las fuentes de energía tradicionales por modelos limpios y renovables, para los que ha propuesto incentivos económicos, puede sustraer enormes beneficios a la humanidad. En el plano económico, las ganancias pueden suponer 26 billones de dólares hasta 2030 frente a las pérdidas que suponen la dependencia del petróleo y el carbón, según la ONU.

Guterres, que ha apelado al "deber moral" de la humanidad, ha citado algunos países que ya están aplicando sistemas energéticos más limpios, como China, Suecia, Marruecos o Tailandia, así como más de 130 grandes empresas, cuyo objetivo es trabajar con energías totalmente renovables. En esta misma línea podemos encontrar al estado de California, cuyo gobernador firmó el pasado lunes una ley por la cual toda la energía producida por las empresas californianas será 100% limpia en 2045.

“Las naciones más ricas del mundo son las más responsables de la crisis climática, pero los efectos los sienten en primer lugar y en su peor forma las naciones más pobres y las personas más vulnerables. Ya vemos esta injusticia en el ciclo incesante y creciente de sequías extremas y tormentas cada vez más poderosas”, ha afirmado.