The Objective
Publicidad
Internacional

La jefa de la diplomacia británica coge impulso para dar la batalla en las primarias ‘tories’

Los diputados ‘tories’ celebraron este martes una nueva ronda de votaciones, la cuarta, para dejar la amplia lista inicial de aspirantes en solo tres

La jefa de la diplomacia británica coge impulso para dar la batalla en las primarias ‘tories’

La ministra británica de Exteriores, Liz Truss, vio este martes cómo crecen sus opciones de convertirse en la sucesora del primer ministro, Boris Johnson, al ser capaz de concitar cada vez más apoyos del ala derecha del partido en el proceso de primarias de los conservadores.

Los diputados ‘tories’ celebraron hoy una nueva ronda de votaciones, la cuarta, para dejar la amplia lista inicial de aspirantes en solo tres, de los cuales dos se someterán al escrutinio de los militantes en una elección cuyo resultado se conocerá el próximo 5 de septiembre.

Junto a Truss continúan en la carrera el exministro de Economía Rishi Sunak, quien hasta el momento ha ganado todas las votaciones, y la secretaria de Estado de Política Comercial, Penny Mordaunt.

Por ahora, Mordaunt siempre ha sido la segunda candidata más votada por sus compañeros de bancada, pero se encuentra ahora en una situación comprometida, justo a punto de llegar a la orilla.

Mordaunt consiguió este martes 92 apoyos de diputados, pero Truss se quedó a solo seis de ella.

Teniendo en cuenta que este martes fue eliminada (al tener el menor número de votos) la diputada Kemi Badenoch, todo apunta a que muchos de quienes la habían respaldado hasta ahora podrían bascular hacia la ministra de Exteriores, pues las dos representan al ala más derechista de los «tories».

En una contienda fratricida y sangrienta como la que están protagonizando los ‘tories’ no hay nada garantizado. Pero el estado de ánimo en Westminster recoge que el viento sopla a favor de Truss, y eso puede ser clave en el momento de la verdad.

Este miércoles los diputados celebrarán su última votación para dejar todo en manos de los afiliados. Posteriormente, los alrededor de 160.000 militantes ‘tories’ podrán votar por su favorito, en un proceso cuyo resultado se conocerá el próximo 5 de septiembre.

El peculiar sistema de elección de un nuevo líder del Partido Conservador hace que su vencedor se convierta igualmente en primer ministro del Reino Unido, para reemplazar a un Johnson que anunció su dimisión el pasado día 7 forzado por la presión interna en sus propias filas.

Debate cara a cara en la BBC

Este martes estaba prevista la celebración de un debate televisado con los candidatos aún en liza, pero la crudeza de la campaña está siendo tal que Truss y Sunak decidieron no participar en la cita de este martes en Sky News, que tuvo que ser cancelada, para no seguir exhibiendo sus diferencias ante todo el país.

Pese a todo, la BBC ha anunciado hoy que finalmente celebrará el próximo día 25 un debate a dos entre los aspirantes que se someterán a las primarias de los afiliados.

El duelo se celebrará en Stoke-on-Trent (norte de Inglaterra) ante un público de un centenar de espectadores, el lunes a partir de las 21.00 hora local (20.00 GMT).

Aunque es previsible que uno de los participantes en el debate sea Sunak, las perspectivas del exministro de Economía, cuya dimisión el 5 de julio precipitó la cascada de renuncias que llevaron a la caída de Johnson, no acaban de ser halagüeñas entre las bases ‘tories‘.

Un nuevo sondeo difundido hoy por la casa demoscópica YouGov situaba a Sunak como perdedor en cualquier cara a cara con el resto de candidatos que todavía seguían en la carrera, incluida la ya eliminada Kemi Badenoch.

En un eventual cara a cara contra Truss, con la que ha discrepado abiertamente sobre si el estado de la economía permite bajar impuestos ahora en un momento de déficit récord, el antiguo titular de Economía solo conseguiría un respaldo del 35% de militantes, frente al 54% de la jefa de la diplomacia.

Más caos interno

Las aguas bajan muy revueltas en el seno de los conservadores británicos, en el poder ininterrumpidamente desde hace 12 años, pero no solo a cuenta del proceso de sucesión.

Uno de sus diputados más conocidos, Tobias Ellwood, presidente de la comisión de Defensa, fue expulsado hoy del grupo parlamentario ‘tory’ después de haberse abstenido ayer en una moción de confianza que el propio Gobierno convocó sobre la figura de Boris Johnson.

Eso significa que Ellwood, muy crítico con el Gobierno, no pudo participar en la votación de hoy ni podrá hacerlo en la decisiva de mañana para elegir al sustituto de Johnson.

No faltaron las voces que ven en su expulsión una maniobra de Johnson para quitar de en medio a un apoyo declarado de Mordaunt y ayudar así a su supuesta favorita para sucederle, Liz Truss.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D