Junqueras se declara ante el Supremo como un "hombre de diálogo y paz"

General

Junqueras se declara ante el Supremo como un "hombre de diálogo y paz"
Foto: JON NAZCA

Andreu Van den Eynde, abogado del exvicepresidente de la Generalitat y candidato de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, ha declarado a algunos medios a las puertas del Tribunal Supremo, tras la vista de este jueves en la que el dirigente catalán ha comparecido ante los magistrados. El jurista ha afirmado estar “muy contento de como se ha desarrollado la vista” pero ha insistido en que la Fiscalía ha intentado debatir solo cuestiones de “fondo” y no “si Oriol Junqueras merece estar o no en libertad”. También ha criticado su presunta presunción de buscar entrar en un juicio que no se ha celebrado.

“La Fiscalía solo ha insistido en su desconfianza en que Junqueras pueda representar a los ciudadanos pero eso es un debate técnico”, afirma el jurista. El abogado ha insistido en la inocencia de Junqueras quien, ha aprovechado su declaración ante los magistrados, para “reafirmar su apuesta por el diálogo y la solución negociada que se ha materializado en el programa político de ERC”.  También ha expresado que su defendido se ha declarado ante el Suprema como «un hombre de paz que busca el diálogo”.

«No venimos a discutir la política sino la libertad. Este no es el foro para eso (debatir sobre política)”, ha sostenido y ha añadido que “la Constitución defiende la libertad de criterios en cuanto a proyectos políticos”. Considera que la deliberación se va a producir inmediatamente pero no sabe si la resolución se conocerá hoy o en los próximos días.

En caso de que los jueces del Supremo mantengan a Junqueras en prisión, Van den Eynde ha adelantado que solicitará su traslado a una prisión catalana para estar «más cerca de su familia y ejercer sus derechos políticos».

Junqueras se encuentra desde el 2 de noviembre en la prisión madrileña de Estremera por orden de la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, quien lo acusó junto al resto de los miembros del gobierno catalán cesados al amparo del artículo 155 de la Constitución, de presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos por apoyar la declaración de independencia aprobada en el Parlament y declarada ilegal por el Tribunal Constitucional.

Después de que el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, asumiera la instrucción del caso relacionado con el proceso independentista, Junqueras solicitó su excarcelación. Llarena, en un auto emitido el 4 de diciembre rechazó la petición y acordó mantener en prisión provisional sin fianza a Junqueras, al exconseller de Interior, Joaquím Forn, y a los presidentes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, alegando «riesgo de reiteración delictiva».

En su escrito, el juez apreciaba «un juicio razonable de riesgo de reiteración delictiva, por la lesividad que puede acompañar a la reiteración de sus aportaciones». Sí acordó para los otros seis exconsellers que estaban en la cárcel desde el 2 de noviembre prisión eludible bajo fianzas de 100.000 euros para cada uno de ellos.