Madrid no aplaza el Orgullo 2020, que se celebrará online y en los balcones

Futuro

Madrid no aplaza el Orgullo 2020, que se celebrará online y en los balcones
Foto: Manu Fernandez

Los organizadores del Orgullo 2020 han decidido finalmente no aplazar la celebración de sus actividades y llevar sus reivindicaciones a internet y a los balcones entre los días 1 y 5 de julio, las fechas previstas para su convocatoria en Madrid hasta que comenzó la pandemia del coronavirus, que imposibilita la manifestación que cada año recorre la capital.

Las calles de Madrid se llenan cada año en julio de miles de personas que participan en las actividades organizadas para reivindicar los derechos del colectivo LGTBI+, en unas jornadas que, además de dar visibilidad a las reivindicaciones, atraen a numerosos turistas y que suponen unos grandes ingresos para la ciudad.

La Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Trans y Bisexuales (Felgtb) y Cogam (Comité Gay de Madrid) han decidido optar por esta nueva fórmula en lugar de suspender su celebración con el objetivo de «aportar una dosis de energía y un mensaje de superación y resiliencia, cualidades inherentes al colectivo LGTBI, que ya ha tenido que lidiar con otra pandemia, la del VIH, y con siglos de discriminación”.

Por ello, darán un pregón que se emitirá a través de internet y realizarán actividades online, tanto reivindicativas como culturales y de ocio. Además, animarán a que la ciudadanía decore sus balcones con los colores del arco iris, cuando se cumplen 15 años de la aprobación del matrimonio igualitario. También habrá acciones el 28 de junio, Día del Orgullo.

Con estas actividades quieren dar voz a las realidades del colectivo en esta crisis, con problemas como la soledad de los mayores LGTBI -el 52% viven solos frente al 24% del total de la sociedad-, la violencia intragénero en el hogar, el conflicto de personas LGTBI que conviven con familias que no aceptan su orientación sexual o su identidad de género o la paralización de las solicitudes de asilo.

En el comunicado subrayan, además, la importancia de que durante esta crisis no se produzcan «retrocesos» en los derechos y reivindicaciones de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, y aseguran que se están «agravando» las discriminaciones que sufren a diario.