The Objective
Publicidad
Motor

El fin de los triángulos de emergencia: la DGT anuncia cuándo habrá que sustituirlos

La luz V-16, con geolocalización y conectada a la plataforma DGT 3.0, será obligatoria a partir de 2026

El fin de los triángulos de emergencia: la DGT anuncia cuándo habrá que sustituirlos

Los triángulos de emergencia tienen los días contados | Pixabay

Cuando los conductores tienen una avería o un accidente en carretera están obligados a utilizar los triángulos de emergencia. De esta forma avisan al resto de vehículos de que están detenidos en el arcén de la vía. Pero estos objetos tienen los días contados y ya pueden sustituirse por las nuevas balizas V-16, más modernas. Aunque aún no son obligatorias, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha anunciado que lo serán en menos de cuatro años.

La Reunión del Grupo de Alto Nivel de Seguridad Vial de la Comisión Europea, a la que acudió la representación española de la DGT, tuvo lugar la semana pasada. En ella, los diferentes representantes debatieron sobre diversos temas relacionados con la legislación europea en materia de tráfico, así como el estado de la Seguridad Vial en los diferentes países.

Además, el subdirector de la Gestión de la Movilidad y Tecnología del organismo, Jorge Ordás, expuso en ese momento la iniciativa española de la instalación de la luz V-16 geolocalizada. A pesar de que ya hay conductores que han comprado este sistema de luz de forma voluntaria, la DGT no recomienda hacerlo hasta diciembre.

Será en este mes cuando estos aparatos estarán conectados con la plataforma DGT 3.0. Además, a partir del 1 de enero de 2026 serán obligatorias para todos los vehículos, sustituyendo definitivamente a los triángulos. El organismo planea que a partir de esa fecha ya están homologadas en su totalidad por el mismo.

Qué es y cómo funcionan las luces V-16

La luz de emergencia V-16 es un dispositivo luminoso homologado que sirve para señalizar en caso de avería o accidente de tráfico. Genera un tipo de luz destellante de color amarillo y debe colocarse en el techo del vehículo (se adhiere de forma magnética).

Su uso es muy intuitivo, ya que se enciende automáticamente a entrar en contacto con la chapa del techo; sin embargo, también puede hacerse de forma manual, girando el dispositivo hacia la posición «on». El resto de conductores podrán ver la luz a un kilómetro de distancia.

La gran ventaja de este dispositivo frente a los triángulos que hay actualmente en uso es que no hace falta salir del coche para colocarla, sino que sirve con sacar el brazo por la ventanilla. Además, al ser pequeña permite guardarla en la guantera del coche o en los huecos de las puertas.

En caso de emergencia, únicamente harán falta unos 20 segundos para activar la luz de emergencia: el tiempo necesario para sacarla de la guantera y colocarla en el techo. Por último, funciona a través de una pila alcalina comercial de 9 Voltios o con una batería que deberá garantizar su uso al cabo de 18 meses y emplea tecnología LED.

Características que deberá cumplir el dispositivo

La luz será visible a un kilómetro de distancia.
La luz será visible a un kilómetro de distancia. Foto: Twitter DGT

Según el Real Decreto publicado en el BOE, la luz V-16 deberá cumplir con las siguientes características:

  • Debe quedar estable sobre una superficie plana, sin que se mueva en caso de haber una corriente de aire que ejerza una presión dinámica de 180 Pa, en la dirección más favorable para su estabilidad.
  • El sistema óptico debe estar diseñado para que la luz cubra un campo de visibilidad horizontal de 360 grados y en vertical un mínimo de ocho, hacia arriba y hacia abajo.
  • En el grado 0, la intensidad de la luz debe ser de entre 40 y 80 candelas efectivas, y en los grados±8, de un mínimo de 25 candelas. En ambos casos, la intensidad deberá continuar durante al menos 30 minutos.
  • El destello debe tener una frecuencia de entre 0,8 y 2 Hz.
  • El grado de protección IP será de al menos IP54. Esto implica que sea resistente tanto al agua como al polvo.
  • El dispositivo debe garantizar un funcionamiento correcto de la luz incluso en temperaturas de hasta -10 grados y 50 grados.
  • A partir de 2026 deberá llevar un sistema de geolocalización obligatoriamente.

¿Cuánto costará?

Aún queda por saber cuál será el precio exacto de la señal V-16. De momento, el dispositivo sin geolocalización que ya está a la venta en los establecimientos cuesta entre 15 y 30 euros, en función de su calidad. Por tanto, es de prever que al incorporarle un sistema de geolocalización, con el localizador GPS y el resto de componentes que necesita para funcionar, su precio subirá.

En el BOE aparece recogido que «el coste de las comunicaciones estará incluido en el precio de venta al público y estas se garantizarán durante al menos 12 años». Por otra parte, el texto también recoge que «el dispositivo incluirá en el interior de su carcasa todos los elementos necesarios para su operación, incluidos los de comunicaciones, sin depender en ningún caso de elementos externos como aplicaciones de teléfonos móviles u otros similares».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D