The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Brasil

Nace el primer bebé de un útero trasplantado de una donante fallecida

Redacción TO
Última actualización: 5 Dic 2018, 10:43 am CET
Foto: FMUSP | via REUTERS

El primer bebé del mundo concebido por una mujer estéril gracias a un útero trasplantado de una donante fallecida ya es una realidad en Brasil. Una mujer de 32 años dio a luz un bebé sano tras recibir un útero trasplantado de un cadáver. La receptora tenía intactos los ovarios y producía óvulos, pero nació sin útero por una enfermedad congénita que afecta a una de cada 4.500 mujeres.

La niña nació hace un año, pero la noticia se ha dado a conocer ahora por la revista médica The Lancet, que ha publicado la investigación científica que podría aumentar las opciones de concebir para las mujeres con problemas de fertilidad uterina. Actualmente, la donación de útero solo se puede llevar a cabo a partir de familiares, de modo que las opciones se reducen ya que existen pocos donantes vivos.

Siete meses después del nacimiento, el bebéuna niña, se encontraba bien, pesaba 7,2 kilos y seguía siendo amamantada por su madre, igualmente en buen estado de salud, según el Hospital Universitario de Sao Paulo, que realizó el trasplante en 2016.

Es la primera vez, después de una decena de tentativas fracasadas en Estados Unidos, República Checa y Turquía, que un trasplante de útero a partir de una donante fallecida permite llevar a cabo un nacimiento. También es una primicia para un nacimiento mediante un trasplante de útero en América Latina.

Hasta ahora, “el único embarazo acontecido después de un trasplante de útero retirado post mortem fue en 2011 en Turquía” y resultó en un aborto espontáneo, según el doctor Srdjan Saso, del departamento obstétrico del Imperial College de Londres. El éxito logrado mediante esta nueva técnica podría aumentar la disponibilidad de donantes y las posibilidades de las mujeres de quedarse embarazadas.

El primer parto que se produjo a partir de trasplante uterino de un donante vivo tuvo lugar en Suecia en 2013.

Más de 10 horas de operación

A la receptora del trasplante, una paciente de 32 años con infertilidad uterina(síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser), se le implantó el útero mediante una cirugía que duró más de 10 horas, en que la que el órgano donado se conectó a sus venas, arterias, ligamentos y canales vaginales. Tras siete meses en que la paciente no rechazó el nuevo órgano y tuvo la menstruación, se le introdujeron los óvulos fecundados que dieron lugar a un embarazado común.

El bebé fue una niña sana que nació por cesárea a las 35 semanas y tres días y pesó unos 2,5 kilogramos. Tras el parto, el útero se extrajo sin que se encontrase ninguna anomalía, y tres días después la madre y la pequeña recibieron el alta médica.

El órgano procedía de una mujer de 45 años fallecida de un derrame cerebral y donante de varios órganos (corazón, hígado, riñones), de factor Rh 0 positivo.