La policía política entra armada en la casa de Leopoldo López tras una entrevista a 'The New York Times'

Mundo ethos

La policía política entra armada en la casa de Leopoldo López tras una entrevista a 'The New York Times'
Foto: Fernando Llano

Lilian Tintori, esposa del preso político opositor venezolano Leopoldo López, ha denunciado que la policía política ha ingresado con armas largas en la residencia donde el líder se encuentra recluido con una orden de casa por cárcel, tras una entrevista exclusiva publicada este jueves por The New York Times. 

Tintori ha escrito en su cuenta de Twitter que Leopoldo López tiene un grillete electrónico en el tobillo por lo que “no existe ninguna justificación para esta acción que afecta a tres menores de edad”. En la casa están los tres hijos del dirigente, entre estos, una bebé de menos de dos meses de nacida.

A las afueras de la casa ubicada en la urbanización Los Palos Grandes, también hay un grupo de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) ​con armas largas, han confirmado unos vecinos a The Objective. Antes del ingreso de los funcionarios a la residencia, había sido publicada una entrevista exclusiva para The New York Times en la que Leopoldo López afirmó: “Si me censuro, la dictadura me derrota”. Además, siete periodistas fueron detenidos cuando fueron a cubrir la noticia. Poco después, fueron liberados seis pero se les impidió realizar la cobertura desde las afueras de la residencia.

En el artículo de Wil S. Hylton, Leopoldo López reconoce que “mucha gente de la oposición tiene resentimientos, y lo entiendo, pero creo que nuestra responsabilidad es ir más allá del resentimiento personal. Cuatro años de prisión me han dado la posibilidad de ver las cosas de otra manera, de poner la rabia en perspectiva”.

También, sobre su situación de prisión le dijo a Hylton: “No es fácil (…) No es fácil, pero tengo la responsabilidad de decir lo que pienso. Llevo cuatro años en prisión por decir lo que pienso y, si me censuro, la dictadura me derrota”. El artículo añade que López piensa que, con el liderazgo correcto, Venezuela podría recuperarse. «Piensa en los tiempos de posguerra en Japón, Corea del Sur y Europa».

El dirigente fue arrestado en febrero de 2014 después de liderar una serie de protestas contra Maduro. Durante estas manifestaciones, murieron unas 43 personas. Los fiscales reconocieron ante el tribunal que Leopoldo López era técnicamente pacífico pero lo acusaron de incitar a otros al odio y a la violencia a través de un discurso supuestamente subversivo, por lo que fue condenado a 14 años de prisión. Antes de su arresto, se encontraba entre los líderes de oposición más populares. El año pasado, tras tres años de prisión, fue traslado de la cárcel militar de Ramo Verde a su residencia, donde permanece detenido.