The Objective
Publicidad
Sociedad

Tres policías heridos en los Sanfermines tras un altercado provocado por abertzales

Varias personas han gritado ‘UPN kanpora’ (‘Fuera UPN’) y han lanzado algún objeto al alcalde de Pamplona, Enrique Maya

Tres policías heridos en los Sanfermines tras un altercado provocado por abertzales

Un momento del altercado. | Twitter

Un grupo de abertzales ha protagonizado este jueves un altercado durante la fiesta de los Sanfermines, que se ha saldado con tres policías municipales heridos, «uno, con una rotura de nariz; el otro con el tobillo de una patada y otro con un vaso o botella que le ha dado en la cara», según han denunciado Navarra Suma. Los incidentes se han registrado a primera hora de la tarde al término de la procesión de San Fermín, cuando la corporación pamplonesa acompañaba al cabildo hasta la catedral y ha sido agredida.

A su paso por la calle Curia varias personas han gritado ‘UPN kanpora’ (‘Fuera UPN’) y han abucheado a la corporación municipal a su paso por esta calle. Además, han lanzado algún objeto al alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado, con los votos a favor de NA+ y PSN, el voto en contra de Geroa Bai y el silencio de EH Bildu, una declaración en la que condena estas agresiones al alcalde y concejales de NA+ y PSN y expresaba su solidaridad con los policías heridos. «Una agresión de carácter fascista protagonizada por la izquierda abertzale en la subida de la calle Curia», destaca el texto, que agradece la actuación de la Policía Municipal que «ha evitado un auténtico linchamiento».

En la misma se subraya que «solo la valiente y profesional actuación de la Policía Municipal, apoyada por agentes de otras localidades españolas, ha evitado un auténtico linchamiento de los concejales de Navarra Suma y del Partido Socialista de Navarra y, especialmente, del alcalde, objetivo prioritario de los agresores perfectamente organizados».

Tres agentes de la Policía Municipal han resultado heridos de diferente consideración en la cara, un tobillo y la nariz, este último a estas horas en quirófano. Acciones que la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Pamplona «condena sin paliativos», al tiempo que muestra su «agradecimiento» a los agentes que han participado en el dispositivo y su «apoyo y solidaridad a los policías heridos».

El diputado navarro Sergio Sayas ha denunciado en redes lo ocurrido: «Intolerable lo ocurrido hoy al finalizar la procesión en Pamplona».

Una acción «organizada», según el alcalde

El alcalde Pamplona, Enrique Maya (Navarra Suma), ha denunciado en declaraciones a Efe el «fascismo» que ha supuesto la agresión a la corporación municipal, un acto que «supera todos los límites».

«Ha sido un ataque muy preparado», algo «muy organizado», que «se notaba en el ambiente» a la salida de la misa en honor de San Fermín, era «un ambiente extraño» con «insultos permanentes, sobre todo hacia mí», ha dicho, y ha añadido que al llegar al tramo final de la procesión, en la calle Curia, cuando el Ayuntamiento acompaña al cabildo hasta la catedral, ha sido ya «insoportable».

Tras denunciar que tres policías municipales han resultado heridos, Maya ha calificado de «fascismo» lo sucedido, y comentado que «estaban esperando a unos concejales en concreto para acosarlos, con una concejala por el suelo tirada porque se ha caído», hechos que a su juicio «ya pasan de castaño oscuro» y que han protagonizado personas de diferentes edades porque «a mí se me ha colado al lado uno con un bigotón canoso que de jovencito poco».

Tenían «odio en la cara», ha sido «casi como un linchamiento», ha añadido, y denunciando que los responsables son «del entorno de Bildu», por lo que ha criticado que cuando había papeles de imprenta y pancartas, porque «tenían todo organizado», alguien «ha oído» al portavoz abertzale en Pamplona, Joseba Asirón, «decir que estábamos haciendo teatrillo».

Esparza pide a Chivite que reflexione sobre su socios

El presidente de UPN, Javier Esparza, por su parte, ha considerado «absolutamente intolerables e impropias de una sociedad civilizada y democrática» las agresiones de este jueves.

Asimismo, ha llamado al PSN y a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite a que «reflexionen acerca de con quiénes están pactando y en quienes se apoyan para gobernar, que son los que rompen la convivencia de manera sistemática en nuestra comunidad y no respetan nada ni a nadie». «El comportamiento de sus socios hoy debería avergonzarles», ha remarcado en un comunicado.

Javier Esparza ha expresado «su profunda preocupación con la agresividad que se ha vivido en las calles de Pamplona» y se ha mostrado «seguro de que la mayoría de los pamploneses lo rechazan y no se sienten representados ni identificados con ese modelo de ciudad violenta y sin ley que pretende implantar la izquierda abertzale». «Hoy toda Pamplona, toda Navarra y toda España ha podido ver lo que son y cómo se comportan», ha afirmado.

Esparza ha enviado un «afectuoso abrazo» al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y al resto de concejales de Navarra Suma y ha dado las gracias «a los miles de ciudadanos que nos apoyan y que hoy también nos los han hecho saber y han estado apoyándonos».

Por último, el presidente de UPN ha deseado una pronta recuperación a los agentes municipales agredidos y les ha dado las gracias «de corazón» por su trabajo «para protegernos a todos».

Geroa Bai condena finalmente los hechos

Los tres grupos de la oposición en el Consistorio también han rechazado estas agresiones. EH Bildu ha lamentado los incidentes ocurridos en la procesión y ha remarcado que «las agresiones están fuera de lugar. Una cosa es la crítica política y otra es la agresión que, de ninguna manera, se puede justificar». PSN, por su parte, ha condenado las agresiones y ha remarcado que «estos fascistas agresores no conseguirán distorsionar las tradiciones de Pamplona ni imponer sus posiciones utilizando la violencia». Finalmente, Geroa Bai ha condenado los hechos y ha destacado que «toda crítica política» debe realizarse siempre «de manera pacífica y respetuosa».

Estos incidentes recuerdan a los ocurridos en la procesión de las últimas fiestas de San Fermín en 2019, también a su paso por la calle Curia, cuando varias personas increparon a los representantes de UPN en el Consistorio. Los agentes de la Policía Municipal tuvieron que hacer un cordón en algunos tramos para separar a los participantes del desfile de las personas que les increpaban, lo que provocó varios empujones y algún momento de tensión.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D