THE OBJECTIVE
Sociedad

El bostezo: por qué se produce y cuál es su verdadera función

Al bostezar, inhalamos profundamente, lo que aumenta la entrada de oxígeno y ayuda a regular los niveles en sangre

El bostezo: por qué se produce  y cuál es su verdadera función

El bostezo se contagia. | Freepik

El bostezo, esa acción tan natural e involuntaria que realizamos a diario, esconde más de lo que parece. A pesar de su aparente sencillez, este acto fisiológico cumple con diversas funciones importantes para nuestro organismo.

En primer lugar, el bostezo facilita la entrada de oxígeno en el cuerpo. Cuando bostezamos, inhalamos profundamente, aumentando la cantidad de aire que llega a los pulmones. Esto puede ser especialmente beneficioso en situaciones de cansancio o falta de sueño, cuando la respiración se vuelve más superficial.

¿Qué desencadena el bostezo?

Las causas aún no están del todo claras, pero se cree que se pueden deber a una combinación de factores:

  • Falta de oxígeno: una de las teorías más antiguas sugiere que se produce cuando hay una disminución en la cantidad de oxígeno que llega al cerebro. Al bostezar, inhalamos profundamente, lo que aumenta la entrada de oxígeno y ayuda a regular los niveles en sangre.
  • Aumento de la temperatura corporal: otra teoría propone que ayuda a regular la temperatura corporal. Al abrir la boca de forma amplia, permitimos que el aire fresco entre y salga, enfriando la sangre que circula por la lengua y la garganta.
  • Comunicación social y expresión de emociones: también podría tener una función social. Se ha observado que los humanos tienden a bostezar más cuando están en compañía de otras personas que bostezan, lo que sugiere que puede ser una forma de contagio emocional o una señal de empatía.
  • Aburrimiento o cansancio: también puede ser un signo de aburrimiento, cansancio o somnolencia. En estos casos, el bostezo podría ser una forma de estimular el cuerpo y la mente, aumentando el flujo sanguíneo y la oxigenación cerebral.
Bostezo. Foto: Freepik

¿Cuál es su función?

El bostezo, esa acción tan natural e involuntaria que realizamos a diario, esconde más de lo que parece. A pesar de su aparente sencillez, este acto fisiológico cumple con diversas funciones importantes para nuestro organismo.

  • Regulación de la temperatura corporal: favorece la entrada de aire fresco, el cual, al entrar en contacto con la boca y la garganta, ayuda a enfriar la sangre que circula por estas zonas. Esto resulta especialmente beneficioso cuando la temperatura corporal aumenta, como en situaciones de calor o actividad física.
  • Oxigenación: implica una inhalación profunda, lo que permite que una mayor cantidad de oxígeno ingrese a los pulmones. Esto puede ser especialmente beneficioso en momentos de cansancio o falta de sueño, cuando la respiración se vuelve más superficial.
  • Comunicación social y expresión de emociones: también se ha relacionado con la comunicación social y la expresión de emociones. Se ha observado que las personas tienden a bostezar más cuando están en compañía de otras que también lo hacen, lo que sugiere que puede ser una forma de contagio emocional o una señal de empatía.
  • Estimulación del cuerpo y la mente: podría ser una forma de estimular el cuerpo y la mente cuando estamos aburridos, cansados o somnolientos. Al bostezar, se produce un aumento del flujo sanguíneo y la oxigenación cerebral, lo que podría ayudar a mejorar el estado de alerta y la concentración.
  • Posible función preventiva: algunas investigaciones sugieren que podría tener una función preventiva, ayudando a eliminar toxinas del cerebro o a regular el estado de ánimo.
¿Se contagian?

¿Por qué se contagia el bostezo?

El bostezo guarda un enigma fascinante: su carácter contagioso. A pesar de que aún no se comprende del todo este fenómeno, las investigaciones apuntan a varias teorías que intentan explicar por qué bostezamos cuando vemos a alguien más hacerlo.

  • Teoría del contagio emocional y la empatía

Una de las teorías más populares sugiere que es una forma de contagio emocional o una señal de empatía. Cuando observamos a alguien bostezar, nuestros cerebros «reflejan» su acción, desencadenando nuestro propio bostezo. Esto se debe a la activación de las neuronas espejo, un tipo de células cerebrales que nos permiten comprender e imitar las acciones de los demás.

  • Teoría de la imitación

Otra teoría propone que el bostezo contagioso se basa en la imitación. Al ver a alguien bostezar, inconscientemente imitamos su comportamiento, como si se tratara de un aprendizaje por observación.

  • Teoría de la oxigación y la termorregulación

Esta teoría sugiere que el bostezo contagioso podría estar relacionado con la oxigenación y la termorregulación. Cuando vemos a alguien bostezar, nuestro cerebro podría interpretar que esa persona necesita más oxígeno o que tiene calor, lo que nos induce a bostezar como una respuesta automática para regular nuestras propias funciones corporales.

  • Teoría del vínculo social

Algunos investigadores creen que sea contagioso podría ser una forma de fortalecer los vínculos sociales. Al bostezar en respuesta a otros, estaríamos demostrando empatía y conexión, lo que podría reforzar los lazos entre individuos.

¿Los animales bostezan?

Numerosas especies animales también bostezan, desde mamíferos hasta reptiles, aves e incluso peces. Al igual que en los humanos, el bostezo en animales cumple con diversas funciones fisiológicas, como:

  • Regulación de la temperatura corporal
  • Oxigenación
  • Comunicación social
  • Estimulación
Gato bostezando. Foto: Freepik

¿Qué animales bostezan?

  • Mamíferos: es muy común entre mamíferos, desde primates como los chimpancés hasta perros, gatos, caballos, vacas y muchos más.
  • Aves: algunas aves, como los loros, cuervos y gallinas, también bostezan.
  • Reptiles: serpientes, lagartos y tortugas también presentan este comportamiento.
  • Peces: incluso algunos peces, como los tiburones y las carpas.
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D