Publicidad

Medio Ambiente

Un 'árbol' que absorbe la contaminación del aire como un pequeño bosque

¿Es posible absorber la contaminación del aire en las ciudades con un sólo árbol? Sí. El conocido como CityTree o árbol de la ciudad es una estructura móvil creada por un grupo de diseñadores alemanes cuyo objetivo aliviar el grave problema de la polución en las ciudades.

Un 'árbol' que absorbe la contaminación del aire como un pequeño bosque

¿Es posible absorber la contaminación del aire en las ciudades con un sólo árbol? Sí. El conocido como CityTree o árbol de la ciudad es una estructura móvil creada por un grupo de diseñadores alemanes cuyo objetivo es aliviar el grave problema de la polución en las ciudades. Este invento de Green City Solutions «tiene la capacidad de absorber dióxido de nitrógeno y partículas del aire como lo harían 275 árboles naturales». «Cada uno de estos árboles absorbe 250 gramos de material particulado por día, y captura 240 toneladas métricas de CO2 al año», añaden sus creadores a la BBC.

En realidad el City Tree no es un árbol, no tiene tronco ni hojas, sino que es una plataforma móvil formada por una pared de musgo, planta que vive sin tierra y actúa de forma natural como filtro del aire. «El musgo puede acumular todas las partículas contaminantes y transformarlas en nutrientes», explica Liang Wu, cofundador de la compañía que ha desarrollado el árbol, a la BBC .

Las especies de musgo seleccionadas son las que más contaminantes absorben y las que se adaptan mejor a cada clima y ambiente, según cada ciudad.

Estos árboles con paneles solares y un sistema para recoger agua de lluvia para dosificar el riesgo del musgo, está ya en 25 ciudades en todo el mundo, entre las que cabe destacar Módena, Oslo, Hong Kong, Glasgow, Bruselas, y en varias ciudades alemanas y se espera que otras ciudades se sumen a este sistema.

Se trata de un árbol fácil de montar y cuyo mantenimiento es sencillo. El árbol tiene incorporados sensores que controlan la humedad del suelo, la temperatura del aire y la calidad del agua, además de un sensor para medir la calidad del aire y evaluar su eficiencia.

El cuanto al coste, el City Tree exige un importante desembolso de dinero por parte de las administraciones públicas, en particular de los ayuntamientos que vean en este invento una forma de rebajar la alta contaminación. Sólo un árbol cuesta 28.000 dólares, lo que resulta mucho más caro que plantar y mantener árboles naturales.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D