The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Mundo ethos

Los cuatro miembros de la familia de Pioz murieron desangrados por heridas en el cuello

Los cuatro miembros de la familia asesinada en Pioz, Guadalajara, en agosto de 2016 por Patrick Nogueira, conocido como ‘el descuartizador de Pioz’, murieron desangrados por heridas en el cuello que fueron realizadas con un arma blanca con una hoja muy afilada, según las conclusiones de las autopsias presentadas durante la cuarta sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Guadalajara.

Los cuatro miembros de la familia de Pioz murieron desangrados por heridas en el cuello

Los cuatro miembros de la familia asesinada en Pioz, Guadalajara, en agosto de 2016 por Patrick Nogueira, conocido como ‘el descuartizador de Pioz’, murieron desangrados por heridas en el cuello que fueron realizadas con un arma blanca con una hoja muy afilada, según las conclusiones de las autopsias presentadas durante la cuarta sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Guadalajara.

El padre de la familia, Marcos Campos, sufrió 17 heridas, 14 de ellas en la zona cervical, y otras tres en las manos, consideradas defensivas. La madre, Janiana Santos, recibió dos heridas, ninguna de ellas defensiva.

Respecto a los niños, que tenían uno y tres años, las autopsias han determinado que también murieron desangrados por una herida importante en el cuello. Sin embargo, estas lesiones no consistieron solo en la incisión del cuchillo, sino que también hizo un “zig-zag” con el arma que causó más lesiones a los niños.

El jurado ha preguntado a los forenses si los menores sufrieron tras las sufrir las heridas, pero los expertos han considerado que es difícil determinar esta cuestión, aunque sí han explicado que las muertes fueron prácticamente instantáneas, puesto que las heridas se produjeron en zonas vitales.

“Ha tenido la seguridad de matar”, han concluido los forenses.

Antes de la declaración de los forenses han intervenido dos facultativos del servicio de criminalística, que han determinado que el arma homicida era “de tipo monocortante, muy afilada, con un ancho de hoja superior a 30 milímetros”.

La cuarta sesión del juicio contra Patrick Nogueira ha comenzado con las declaraciones de seis agentes de la Guardia Civil, que han indicado que encontraron muestras de sangre en el lavavajillas de la casa durante el registro, así como en el champú y en la luz del baño.

Durante sus declaraciones en el juicio, Nogueira pidió perdón a su familia por el asesinato de sus tíos y sus primos. “Me gustaría pedir perdón a mi familia, la única cosa que puedo hacer es pedir perdón. No puedo cambiar las cosas, yo no he elegido funcionar de esta manera”, dijo el acusado, que solo respondió a las preguntas de su abogada.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D