Trump reconoce al fin la derrota electoral, condena el asalto al Capitolio y promete facilitar la transición a Biden

Política y conflictos

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reconocido por fin este jueves, y por primera vez explícitamente, su derrota en las elecciones de noviembre, y ha condenado además el asalto al Capitolio, al asegurar que aquellos seguidores suyos que cometieron crímenes «pagarán por ello».

Por qué es importante: finalmente ha llegado el mensaje que medio país esperaba escuchar desde hace dos meses, cuando se informó de la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre, y la condena del ataque de este miércoles que el Congreso le exigía desde hace más de 24 horas. Trump ha dado un giro total y ha publicado un mensaje en Twitter, la misma red social que le suspendió la cuenta durante 12 horas por justificar la violencia en un tweet el miércoles.

«El Congreso ha certificado el resultado (de las elecciones). Una nueva Administración llegará al poder el 20 de enero. Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas», ha afirmado en Twitter el mandatario saliente.

«Este momento llama a la sanación y a la reconciliación», ha dicho Trump, un día después de incitar a miles de sus seguidores a que marcharan al Capitolio para intentar interferir en el proceso de ratificación del resultado electoral.

 

Trump ya se había comprometido a garantizar una «transición ordenada» la madrugada de este jueves, en un comunicado después de que el Congreso se recuperara del asalto y corroborara la victoria de Biden, pero en su vídeo fue más explícito al admitir que tendrá que abandonar la Casa Blanca en dos semanas.

Ataque al Capitolio: «Aquellos que rompieron la ley, pagarán por ello»

El mandatario saliente comenzó su vídeo refiriéndose al «atroz ataque al Capitolio de Estados Unidos», y se declaró «indignado por la violencia, la ilegalidad y el caos».

«Los manifestantes que se infiltraron en el Capitolio han profanado la sede de la democracia. A aquellos que se implicaron en actos de violencia y destrucción: ustedes no representan a nuestro país. Y a aquellos que quebrantaron la ley: pagarán por ello», recalcó.

El discurso de Trump contrastó completamente con el que emitió mientras sus simpatizantes vandalizaban el Capitolio este miércoles, cuando tardó más de dos horas en pedirles que abandonaran el Congreso y lo hizo diciéndoles: «Les queremos, váyanse a casa».

Trump también justificó la violencia en un tweet el miércoles, lo que llevó a que Twitter suspendiera durante 12 horas su cuenta, que el mandatario saliente no volvió a utilizar hasta que publicó el vídeo este jueves. Facebook, e Instagram, ya han suspendido la cuenta del mandatario.

El presidente saliente llamó a «restaurar la calma», aunque defendió su cruzada contra el resultado de las elecciones que ha inflamado las tensiones en el país, al afirmar: «Mi único objetivo era asegurar la integridad del voto, estaba luchando para defender la democracia estadounidense».

«A todos mis maravillosos seguidores: sé que están decepcionados, pero también quiero que sepan que nuestro increíble viaje no ha hecho más que comenzar», concluyó el presidente saliente.

Trump emitió su video después de que dimitieran varios de sus asesores en la Casa Blanca, su secretaria de Transporte, Elaine Chao; y de que los líderes demócratas del Congreso clamaran por su destitución.