Tusk estalla con Johnson: "No es un juego estúpido de quién tiene la culpa, está en juego el futuro de Europa"

General

Tusk estalla con Johnson: "No es un juego estúpido de quién tiene la culpa, está en juego el futuro de Europa"
Foto: Don Emmert| Reuters

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha estallado este martes contra el primer ministro británico, Boris Johnson, y le ha acusado de jugar con el «futuro de Europa y del Reino Unido», con su intento de echar la culpa a los europeos de un eventual fracaso de las negociaciones del Brexit.

«Boris Johnson, lo que está en juego no es ganar un juego estúpido de quién tiene la culpa. Está en juego el futuro de Europa y de Reino Unido, así como la seguridad y los intereses de nuestra gente. No quieres un acuerdo, no quieres una extensión, no quieres revocar el Brexit, quo vadis?», ha escrito Tusk en Twitter.

 

La portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, ha asegurado en rueda de prensa que la posición de la UE sigue siendo la de «querer un acuerdo». «Estamos trabajando por un acuerdo para el Reino Unido y que no dañe a los acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998».

La semana pasada, Londres presentó su esperado plan de divorcio y pidió a sus 27 socios que hicieran concesiones para llegar a un acuerdo. De lo contrario, Johnson prometió retirar a su país de la UE el 31 de octubre de forma abrupta.

Ante las dudas de los europeos, los británicos presentaron el lunes, al término de dos jornadas de discusiones, un nuevo texto con «aclaraciones», pero que «no responde» a las demandas de la UE, explicaron varias fuentes implicadas en la negociación a la agencia AFP.

Las dudas de Bruselas se centran en dos puntos: el control de aduanas entre Irlanda, país de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte y el veto acordado al parlamento norirlandés sobre el respeto en su territorio de las reglas del mercado único europeo.

Un Brexit sin acuerdo puede empujar la deuda al nivel más alto desde los años 60

Un Brexit sin acuerdo, incluso uno «relativamente benigno», puede empujar la deuda del Reino Unido a los niveles más altos desde los pasados años 60, de acuerdo con un análisis del Instituto de Estudios Fiscales (IFS, en inglés).

Este think tank estima que el endeudamiento del Reino Unido podría subir en 100.000 millones de libras (111.800 millones de euros), lo que situaría la deuda total del país en el 90% del Producto Interior Bruto (PIB) por primera vez desde mediados de los pasados años sesenta.

El Reino Unido –con una deuda en torno al 85,30 % del PIB– tiene previsto salir de la Unión Europea (UE) el próximo 31 de octubre y el primer ministro, Boris Johnson, está determinado a cumplir con ese calendario aún si no alcanza un pacto con el bloque europeo, informa Efe.

El director del IFS, Paul Johnson, señala que hay un «extraordinario nivel de incertidumbre» y la economía y las finanzas públicas del país afrontan «riesgos» ante el Brexit.