The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Un nuevo estudio relaciona el vapeo con el daño causado por la inhalación de gases tóxicos

Foto: VapeClubMY | Unsplash

Las biopsias de pulmón a 17 personas afectadas por el brote de una enfermedad pulmonar grave relacionada con el vapeo han revelado que las lesiones son consistentes con la exposición a humos químicos nocivos, tal y como se ha conocido este jueves. Eso sí, la investigación, realizada por la Clínica Mayo, una organización médica sin ánimo de lucro, y publicada en The New England Journal of Medicine, no ha encontrado evidencias de daño tisular causado por la acumulación de sustancias grasas, una teoría prevaleciente hasta ahora.

“Si bien no podemos descartar el papel potencial de los lípidos, no hemos visto nada que sugiera que este sea un problema causado por la acumulación de lípidos en los pulmones”, ha explicado Brandon Larsen, patólogo quirúrgico de la Clínica Mayo de Arizona. “En cambio, parece ser que hay algún tipo de daño químico directo, similar a lo que uno podría ver con exposiciones a humos químicos tóxicos, gases venenosos y agentes tóxicos”.

Los 17 pacientes examinados habían vapeado y de ellos el 71% lo había hecho con marihuana o aceite de cannabis. Dos de ellos murieron.

Estos pacientes representan sólo una pequeña fracción de los más de 800 casos de lesiones pulmonares recogidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) como asociados con el uso de cigarrillos electrónicos –o vapeo– en los últimos meses. Según las últimas cifras de los CDC, publicadas la semana pasada, se han registrado 12 muertes.

Las autoridades sanitarias investigan la causa del brote, que desde julio ha afectado principalmente a varones jóvenes. Más de las tres cuartas partes de los afectados aseguran haber usado productos que contienen THC, el tetrahidrocannabinol, ingrediente psicoactivo de la marihuana. El THC se corta con otros aditivos como disolventes y sabores para que pueda calentarse e inhalarse con un dispositivo de vapeo.

Los investigadores esperan determinar cuál de estas sustancias podría estar causando dolencias pulmonares.