The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

172 militares españoles, infectados de coronavirus

Rodrigo Isasi Arce
Última actualización: 27 Mar 2020, 4:44 pm CEST
Foto: Andreu Dalmau | EFE

Más de 3.000 militares luchan a diario contra el coronavirus en España. Jornadas intensas y agotadoras en las que nuestros militares combaten la pandemia y se enfrentan al COVID-19. Hasta ahora, Defensa no había facilitado datos sobre el número de efectivos militares que habían resultado contagiados. Ahora ya lo sabemos: son 172; por el momento.

Así lo ha asegurado el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general del Aire Miguel Ángel Villarroya, que ha calificado de "bastante bajo" el número de militares infectados y que ha garantizado que no afecta a la operatividad de las Fuerzas Armadas en la lucha contra la pandemia.

Estos contagiados se suman a los alrededor de 700 que registran los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, de los que han fallecido tres guardias civiles, un mosso d'Esquadra y un policía municipal de Madrid.

Según ha explicado Villarroya tras la reunión técnica del coronavirus, el Ejército ha puesto en marcha un teléfono de atención psicológica destinado a los militares que estos días están desplegados en la Operación Balmis de lucha contra el coronavirus. Este número es el 91 422 28 80 y lo ha abierto la Inspección General de Sanidad de la Defensa, ha detallado el JEMAD.

El general ha explicado que este viernes están desplegados 3.447 militares en 160 localidades españolas, con lo que durante toda la operación Balmis han actuado ya en 500 localidades de todas las comunidades autónomas y en siete municipio catalanes, entre ellos Barcelona, Badalona, Hospitalet y Lleida.

Los militares siguen este viernes actuando en tres ejes: la desinfección de infraestructuras, el apoyo en centros para personas sin hogar y hospitales de campaña y el transporte por avión de material sanitario.

Otras actuaciones fuera de esos tres ejes son el apoyo al banco de alimentos de Madrid que realiza la Guardia Real, la seguridad de centrales nucleares, el traslado de pacientes moderados entre hospitales madrileños y el montaje de instalaciones provisionales para realizar test del coronavirus.

Estas últimas instalaciones se instalan con la ayuda del Ejército en Córdoba, en el aparcamiento interior del Hospital General de la Defensa en Zaragoza y en el acuartelamiento La Cuesta de Tenerife.