Ábalos rechaza el control de precios del alquiler y UP exige que se cumpla lo acordado

Economía y capital

Ábalos rechaza el control de precios del alquiler y UP exige que se cumpla lo acordado
Foto: Brais Lorenzo| EFE

La regulación de los alquileres en la futura Ley de Vivienda se congela. El Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha afirmado que considera «más positivo y eficaz promover que imponer». Así, Ábalos ha rechazado el control de precios, una medida que PSOE suscribió con Unidas Podemos en el acuerdo de Gobierno de coalición. La formación morada ha exigido lealtad. «No hay excusas», ha señalado.

En contexto: los precios de los alquileres se han disparado en el último lustro, pero el Gobierno no ha sido capaz de sacar adelante una ley que limite los precios. Con todo, la firma está: en el punto 2.9.3 del acuerdo del Gobierno de coalición, PSOE y UP se comprometieron a frenar «las subidas abusivas del alquiler». Ahora, Ábalos se desmarca y apuesta por los incentivos fiscales. Esta nueva fricción, además, se suma a los desencuentros a raíz de la violencia desatada en los altercados tras el encarcelamiento de Pablo Hasél o la polémica con la ley trans.

En una rueda de prensa en calidad de secretario de Organización del PSOE, Ábalos ha admitido las «concepciones distintas» que tienen los socios de Gobierno a la hora de negociar el anteproyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda y ha rechazado la limitación de rentas máximas que propugna Unidas Podemos porque «puede haber una detracción del mercado y hacer que esas viviendas acaben el mercado de la compraventa».

A la espera de que Hacienda dé el visto bueno a los incentivos fiscales que baraja el Ministerio de Vivienda, Ábalos ha apuntado que los ayuntamientos y las comunidades autónomas también tienen competencias en ese sentido y que le ley debería «comprometer al conjunto de las administraciones públicas a la promoción de la vivienda pública». «La vivienda es un derecho pero también es un bien de mercado», ha subrayado Ábalos.

El malestar en Unidas Podemos se extiende porque los socialistas siguen sin contemplar medidas en materia de desahucios, control de precios del alquiler y sanciones a grandes propietarios, todos ellos compromisos firmados por escrito por el PSOE. Además, no son los únicos: ERC y Bildu han pedido la comparencia de Ábalos por su negativa a poner límites al precio del alquiler. Mientras, algunas entidades sociales, como el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, ha ido más allá señalando que «están pisoteando nuestros derechos».