The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Barcelona vive otra noche de batalla campal y Torra culpa a "infiltrados y provocadores"

Última actualización: 17 Oct 2019, 9:59 am CET
Foto: Andreu Dalmau | EFE

El centro de Barcelona ha vuelto a vivir una segunda noche de fuertes enfrentamientos entre Mossos y grupos de manifestantes. Un escenario de batalla campal y una escalada en el grado de violencia que, el presidente Quim Torra, ha atribuido a “grupos de infiltrados y provocadores”.

El tercer día de protestas contra la sentencia del procés ha dejado un rastro de caos y destrozo en el ensanche de Barcelona. Una minoría de violentos, que participaban en una concentración convocada por los Comité de Defensa de la República (CDR), han vuelto a quemar coches y contenedores, y levantar barricadas. Por primera vez, han lanzado cócteles molotov y ácido a la policía, así como cohetes contra un helicóptero policial.

Hay 33 detenidos en distintos puntos de Cataluña durante este miércoles por su presunta relación con actos violentos en las manifestaciones contra la sentencia del procés, según ha informado el Ministerio del Interior. Miquel Buch, consejero de Interior de la Generalitat, asegura en TV3 que ha habido 36 detenidos.

Los enfrentamiento entre la policía y grupos de manifestantes violentos se saldaron con 96 heridos, uno de ellos grave y otro menos grave al ser atropellado por un furgón de los Mossos, según el Servicio de Emergencias Médicas. De estos, 26 requirieron asistencia hospitalaria. Solo en Barcelona, el SEM calcula 57 heridos.

En total, el balance provisional del ministerio de Grande-Marlaska cifra en 35 mossos y 11 policías nacionales heridos en los disturbios de ayer en Cataluña, algunos con lesiones graves. Mientras, el total de agentes heridos desde el lunes sería de 194.

Pasadas las doce de la noche, el presidente de la Generalitat compareció en la televisión autonómica durante unos minutos para hacer un llamamiento a la serenidad y evitar que estos incidentes dañen al independentismo.

Torra espetó: “Esto se debe parar ahora mismo. No hay ninguna razón ni justificación para un acto vandálico”. Ha apelado a no permitir que actos provocados, según él, por “grupos de infiltrados y provocadores” dañen la imagen del independentismo. “No debemos caer en la trampa que nos ponen. No toleraremos las provocaciones” por parte de unos pocos, dijo.

El Gobierno considera que la declaración del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha sido “forzada y a rastras de la violencia”, después de haberse negado a condenarla durante días, según explica a Efe.

La convocatoria de los CDR reunió ayer por la tarde a unas 22.000 personas en la confluencia de la Gran Vía con la calle Marina de Barcelona, pero una parte de los manifestantes se ha dirigido después a la consejería de Interior, donde han lanzado objetos contundentes, como piedras y botellas. Además de papel higiénico a los agentes apostados alrededor del edificio, que han cargado contra los alborotadores.

Tras esta respuesta policial, varios centenares de jóvenes se han dispersado por las calles cercanas a la consejería de Interior, como la calle Roger de Flor, el Paseo de Sant Joan o la plaza Tetuán, y han encendido hogueras y levantado barricadas.

También han tirado motocicletas al suelo y han prendido fuego a contenedores de basura, que han hecho arder coches situados cerca del lugar, con lo que se han repetido escenas de fuego en las calles como las vividas anoche en el paseo de Grácia.

Los Mossos han pedido no acercarse a la zona de los disturbios y han alertado de que algunos de los manifestantes lanzaban “piedras y objetos con ácido”, mientras camiones de los Bomberos intentaban apagar algunas de las múltiples hogueras encendidas en la zona.

Los manifestantes, muchos de ellos con capuchas y la cara tapada, incluso han usado un contenedor de obra y han desmontado un andamio y arrancado señales de tráfico para usarlo en las barricadas y hogueras que han organizado en la calle, que han impregnado de olor a quemado el ensanche de Barcelona.

Un vecino protesta con un bebé en brazos

Las hogueras levantadas en pleno ensanche de Barcelona han causado momentos de tensión entre algunos vecinos. Uno de ellos ha bajado a la calle con un bebé en brazos, preocupado por que las llamas no alcanzaran su edificio. Otros han bajado de los portales para aparcar sus vehículos en otros lugares, para evitar que las llamas de los contenedores los quemaran.

También ha habido preocupación por la proximidad de las llamas a una gasolinera de la zona, lo que ha llevado a un operario a usar una manguera de ese establecimiento para intentar que el fuego no se acercara al lugar.

Una juez ha acordado enviar a prisión a cuatro detenidos por los Mossos d’Esquadra por los disturbios de la noche del martes en Barcelona, donde agredieron a agentes de la policía y cruzaron contenedores en la vía, ante el riesgo de fuga y de que reiteren actos que revisten una “notable gravedad y trascendencia”.

Algunos incidentes se han repetido también en las manifestaciones que han tenido en Lleida y Tarragona. En esta última, un furgón de los Mossos ha atropellado a un joven, de 17 años, que estaba detrás de un contenedor de basuras durante las protestas. El herido ha sido trasladado al hospital Joan XXIII, con un traumatismo craneoencefálico, y ha quedado ingresado en estado estable. Según fuentes el Ejecutivo, evoluciona favorablemente.

El accidente, del que se han publicado numerosos vídeos en las redes sociales, ha ocurrido cuando, durante una maniobra de dispersión, tres vehículos de la policía catalana circulaban en paralelo y un grupo de personas ha empujado varios contenedores de basura para impedir el paso de la policía.

En ese momento, el vehículo que circulaba por el centro ha empujado un bidón, detrás del cual había una persona que ha salido disparada y ha sido atropellada por uno de los vehículos que iban a su lado.

Las “marchas por la libertad”

Estos violentos incidentes se han producido el mismo día que el independentismo ha iniciado las cinco “marchas por la libertad” para protestar por las condenas. Miles de personas participan en estas marchas organizadas por la ANC y Òminum Cultural, a las que también se han adherido los CDR, que han llamado a “bloquear el país de punta a punta” durante los tres días que durará la iniciativa. Torra ha participado en la marcha que ha partido de Girona.

Simpatizantes independentistas caminan por la A-2 durante una de las “Marchas por la libertad”. | Crédito: EFE | Susanna Sáez

Han arrancado a primera hora de la mañana desde Girona, Vic, Berga, Tárrega y Tarragona y avanzarán por etapas hasta llegar el viernes a Barcelona, en una jornada que se prevé agitada en la calle, ya que ese mismo día hay una huelga general convocada por sindicatos independentistas.

Estas marchas han comportado numerosos cortes de carreteras en todo el territorio, como la autovía A-2, la N-340 o la C-16, lo que ha provocado importantes problemas de movilidad y el enfado de muchos conductores que se han visto atrapados por las afectaciones viarias.

A lo largo del día también se han sucedido los cortes de trenes y carreteras en toda Cataluña, como la C-32 en Mataró (Barcelona), la C-58 en Sant Quirze del Vallés (Barcelona) o la Ronda Litoral en la ciudad de Barcelona, informa Efe.