The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

China afirma que España compró los test rápidos a una empresa sin licencia

The Objective
Última actualización: 26 Mar 2020, 1:49 pm CEST
Foto: David Zalubowski | AP

La Embajada de China en España ha anunciado que los 340.000 kits de test rápidos que ha comprado el Gobierno en el país asiático pertenecen a una empresa, Shenzen Bioeasy Biotechnology, que "no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender productos". Los tests que debería emplear el sistema sanitario necesitan de una sensibilidad, al menos, del 80%; los test adquiridos apenas alcanzan el 30%. Tienen una fiabilidad muy limitada.

El país asiático no se responsabiliza del malentendido, sostiene que "ofreció una lista de proveedores clasificados, en la cual no estaba incluida Shenzen Bioeasy Biotechnology", y ratifica que las donaciones que han entregado hasta ahora, tanto el Gobierno como el gigante Alibaba, son de laboratorios y empresas fiables. La llegada de estos test rápidos, capaces de hacer un diagnóstico en menos de 15 minutos, resultan fundamentales para rebajar la carga de trabajo de los laboratorios de microbiología, al borde del colapso y presos de la alta demanda de hasta 20.000 CPR diarios.

El escándalo se ha producido el mismo día que la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha advertido de que los primeros test rápidos que han llegado a España tienen una sensibilidad inferior al 30% en la detección del COVID-19 , unos resultados que "impedirían su introducción en rutina".

Así lo expone esta sociedad científica en un documento de posicionamiento sobre el diagnóstico microbiólogo de COVID-19 en el que reconoce que un diagnóstico rápido de los casos es relevante para identificar, aislar y tratar rápidamente a aquellos pacientes infectados para limitar la transmisión del virus, así como para la descongestión de las urgencias. La portavoz de la SEIMC, María del Mar Tomás, ha detallado a la agencia Efe que los test para la detección de antígeno están teniendo una sensibilidad muy baja, y que así es "prácticamente imposible" utilizarlos rutinariamente.

Sin embargo ha apuntado a otros tipo de test, los de detección de anticuerpo, que permiten detectar dos tipos de anticuerpo; el M, que indicaría infección aguda, y el G que indicaría "curado", es decir, "los que están inmunizados". Estos test, ha explicado, están siendo usados en varios países europeos y tienen una sensibilidad del 85 % y del 100 % para los anticuerpos M y G respectivamente.