The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El chorlitejo patinegro, Ave del Año 2019

Redacción TO
Última actualización: 16 Ene 2019, 3:45 pm CET
Foto: SEO/BIRDLIFE | Web

El chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), una especie propia de ecosistemas acuáticos e incluida en el Libro Rojo de las Aves de España con la categoría de 'vulnerable', ha sido elegida Ave del Año 2019.

Este pájaro se ha impuesto a los otros dos candidatos, el alcaudón real y el aguilucho cenizo, con un 35,5% de los votos en la campaña anual promovida por SEO/BirdLife con el fin de llamar la atención de aves en peligro y mejorar su conservación. La ONG puso en marcha esta iniciativa en 1988.

Entre los objetivos de esta elección anual, según la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asun Ruiz, figura "hacer presión política para que se apliquen de manera urgente medidas por la conservación de la naturaleza", pues "los problemas de las aves son también problemas de todos nosotros".

Es la primera vez que este reconocimiento recae en un ave limícola –las que habitan en el limo o lodo de las costas y riberas–. Con este reconocimiento popular, la ONG impulsará acciones para mejorar la conservación y concienciación de este ave durante 2019.

El chorlitejo patinegro es un pájaro pequeño, que habita en ecosistemas acuáticos y se alimenta de los insectos que se encuentran en humedales y playas. En Europa se estima que hay una población de 23.00041.000 parejas, mientras que en España se ha establecido en 5.000-6.000 parejas, con una cifra mínima de unas 2.500. No se dispone de información pormenorizada sobre su evolución nacional en los últimos años, aunque se sabe que en numerosas localidades peninsulares de cría su número ha descendido.

En el caso de Málaga ha descendido hasta en un 70%, lo que le ha llevado a ser incluida, además de en el Libro Rojo de las Aves de España, en el Listado de Especies Silvestres, en el ámbito nacional, donde figura como 'protección especial'.

El turismo y la urbanización masiva de las costas, las gestiones de limpieza de playas, la sobreexplotación de lagunas, las actividades extractivas salineras y la continua afluencia humana en el litoral acompañada, en muchos casos, de perros y gatos -que pueden molestar e incluso comer a las crías del chorlitejo patinegro-, son algunas de las amenazas que sufre esta especie.