Cifuentes presenta una querella contra Granados por delitos de injurias y calumnias

Mundo ethos

Cifuentes presenta una querella contra Granados por delitos de injurias y calumnias
Foto: Abraham Caro Marin

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha presentado la querella que ya había anunciado contra el exconsejero madrileño Francisco Granados por delitos de injurias, calumnias y contra la integridad moral por sus declaraciones sobre el caso Púnica, en las que implicaba a Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes en la financiación irregular del Partido Popular, informa EFE.

La querella de Cifuentes, que ha sido interpuesta por un abogado particular y sin la intervención de los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid, fue presentada el jueves por las declaraciones de Granados del pasado lunes ante el juez instructor del caso Púnica, Manuel García Castellón.

En estas declaraciones, el exconsejero aseguró que la presidenta conocía una “caja B” con la que se pagaron gastos de “refuerzo” de las campañas de Esperanza Aguirre en los años 2007 y 2011.

El escrito presentado por el abogado de Cifuentes señala que las declaraciones de Granados no se basan en “el legítimo ejercicio del derecho de defensa”, sino que suponen “un espurio uso de la palabra para descalificar y dañar el buen nombre, honor e imagen de Cristina Cifuentes, plenamente encuadrable en el término jurídico de la justicia”, han informado fuentes jurídicas a EFE.

La querella se fundamenta en la vulneración de los artículos 205, 206, 208, 209, 211 y 173.1 del Código Penal y exige responsabilidades tanto en el ámbito civil como penal. Estima que las declaraciones del exconsejero responden también al tipo penal de calumnia por tratar de relacionar a Cifuentes “con actuaciones delictivas de financiación irregular, agravándose la misma al haberse realizado con publicidad”.

Además, Granados dijo ante el tribunal que Cifuentes mantenía una estrecha relación con el expresidente madrileño Ignacio González, a quien atribuyó el control del Gobierno de la Comunidad de Madrid junto a Esperanza Aguirre e implicó en la financiación ilegal del PP.

Cifuentes respondió a estas acusaciones anunciando que presentaría una querella contra Granados por “un cúmulo de falsedades y un grave atentado contra su honor y su imagen”.

Por esto, la querella también apunta a un posible delito contra la integridad moral, pues considera que ha habido “un ataque de carácter personal, desconectado de cualquier interés procesal, que supone una ofensa directa y gratuita contra la dignidad de Cristina Cifuentes”.