Google, demandada por localizar a sus usuarios sin su consentimiento

Cultura

Google, demandada por localizar a sus usuarios sin su consentimiento
Foto: Seth Wenig

Un hombre ha presentado una demanda contra Google ante un tribunal federal de California por supuestamente invadir la privacidad de las personas al rastrear la localización de los teléfonos móviles pese a tener desactivada la opción historial de ubicaciones. Si se desactiva esa función, la compañía no registra la ubicación en la línea de tiempo de Maps, pero puede localizar a los usuarios, por ejemplo, al realizar una búsqueda, acceder a Google Maps o buscar información sobre el tiempo, a pesar de que la empresa de Sundar Pichai afirma en su web de soporte al usuario que «con el historial de ubicaciones desactivado, ya no se almacenarán los sitios a los que vayas«.

La demanda, presentada el pasado viernes, busca una compensación por daños no especificados y tiene el estatus de demanda colectiva, ya que representa a todos los usuarios estadounidenses de móviles iPhone y Android que desactivaron el historial de ubicaciones para que Google no registrara sus movimientos.

«Google indicó expresamente a los usuarios de su sistema operativo y sus aplicaciones que la activación de ciertas configuraciones impedirían el seguimiento de la ubicación de los usuarios», sostiene la demanda, que ha calificado esa afirmación como falsa, según informa AFP.

La compañía recopila datos de los usuarios cuando estos utilizan sus servicios, como las búsquedas del navegador, el servicio de mapas o YouTube, con la intención de mejorarlos, según informa el gigante tecnológico en su página web. Entre los datos que recoge Google de los usuarios se encuentra la ubicación. «Cuando utilizas la aplicación Google Maps, tu teléfono envía a Google bits datos anónimos sobre tu ubicación. Esta información se combina con los datos de las personas que se encuentran cerca para reconocer patrones de tráfico», según la empresa estadounidense.

La agencia de medios estadounidense Associated Press (AP) comenzó a investigar este asunto cuando K. Shankari, investigadora de la Universidad de California que estudia los patrones de movimientos de voluntarios para ayudar en la planificación urbana, preguntó en un blog cómo Google Maps sabía dónde se encontraba si tenía desactivado su historial de ubicaciones.