Dimite el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez

Política y conflictos

Dimite el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez
Foto: CARM

El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez,  ha dimitido este martes después de que el PP haya decidido retirarle el apoyo tras la petición de la Audiencia Nacional para que sea imputado por fraude, cohecho y revelación de secretos por su posible implicación en el caso Púnica. El PP de Murcia propondrá a Fernando López Miras, coordinador territorial del partido en la región y miembro de la Junta Directiva Nacional del PP, como candidato para sustituir a Sánchez.

«Todo lo que está ocurriendo no es justo, pero está en mi mano evitar que ocurra lo que Murcia no merece», ha declarado el hasta ahora presidente autonómico, que ha añadido que ha agradecido «el apoyo, el respeto de la dirección de mi partido, de mi familia y de los murcianos» y ha subrayado su respeto a las actuaciones judiciales. «Hay que ayudar y favorecer que la justicia siga avanzando sin condicionamientos», ha añadido.

«Dimito para evitar las consecuencias nefastas para Murcia de un Gobierno tripartito», ha dicho Sánchez en alusión a la posibilidad de que Ciudadanos apoye un gobierno con PSOE y Podemos en una moción de censura que las dos formaciones de izquierdas habían anunciado si Sánchez no dimitía antes del miércoles. También Ciudadanos le había dado un ultimátum, asegurando que apoyaría la moción de censura mientras el PP no cambiara a su presidente regional.

«Hemos cumplido con el objetivo que planteamos cuando iniciamos la legislatura: dar el mejor futuro a Murcia», ha añadido Sánchez en su comparecencia ante la prensa. El hasta ahora presidente de la Región de Murcia ha asegurado que si ha dimitido es por «los murcianos y por España«.

«Espero que esto sirva para salvar a la Región de Murcia del tripartito y evitar las nefastas consecuencias de un gobierno presidido por el PSOE», ha añadido.

Tras hacerse pública la noticia, la portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, ha lamentado que el presidente haya renunciado a su cargo «por la presión de los ciudadanos».  «Es posible un gobierno alternativo», ha añadido, pero «si PSOE y Ciudadanos deciden evitar un gobierno alternativo al PP, tendrán que hablar los murcianos», ha añadido en alusión a una hipotética convocatoria electoral.

En nombre de Ciudadanos, su secretario general José Manuel Villegas, ha manifestado que su partido ha llevado a Murcia la «regeneración» con «nuestra actuación desde la imputación del presidente de Murcia hace 45 días». Tras acusar al PP y a Sánchez de «inmovilismo», se ha mostrado satisfecho por la dimisión. «Creemos que es la mejor solución para la región y para los murcianos», para dar estabilidad al gobierno. Ciudadanos y PP mantienen un pacto de investidura que se quebró a raíz de las acusaciones contra el hasta ahora presidente autonómico por presuntos casos de corrupción y ahora el partido que preside Albert Rivera deberá decidir si le parece bien el nombre de Fernando López Miras como sustituto de Sánchez.

 

Del caso Auditorio a la Púnica

El dirigente popular, Pedro Antonio Sánchez , que desde hace meses está siendo investigado por un presunto delito urbanístico en el marco del denominado ‘caso Auditorio‘, por el que tuvo que declarar como imputado a primeros de marzo ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, recibió este lunes un nuevo revés, en este caso, por el escándalo de la Púnica.

Sánchez ha mantenido desde el primer momento su inocencia en el caso Auditorio y acusa al PSOE de haber orquestado una campaña política contra él para sacarlo del Gobierno. El pasado 6 de marzo compareció ante el Tribunal Superior de Justicia de Murcia para declarar sobre los supuestos delitos de fraude, prevaricación, malversación y falsedad documental en el proceso de adjudicación, construcción y recepción de un auditorio en Puerto Lumbreras entre 2006 y 2011, cuando él era alcalde de ese municipio. Un caso de corrupción por el que el político está imputado.

Pese a las insistentes peticiones por parte de los partidos de la oposición para que dimitiera, Sánchez se mantuvo en el cargo apoyado por la dirección del PP que apelaba a la «presunción de inocencia». Sin embargo, la situación se precipitó este mismo lunes, después de que el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, solicitara  al Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia «investigar con los indicios existentes en la denominada ‘operación Púnica’ contra el ex consejero de Educación y actual presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, por delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada». El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, viajó a Murcia la pasada noche para reunirse con Sánchez, quien horas después ha presentado su dimisión como presidente pero no deja su escaño en la Asamblea regional, pese a que Martínez-Maíllo ha asegurado que los que le está pasando a su compañero de partido es «injusto».

 

Dimite el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez

El grupo socialista, durante la presentación de la moción de censura en la Asamblea Regional de Murcia | Foto: Partido Socialista Región de Murcia / PSOE

El PSOE presentó una iniciativa para llevar a cabo una moción de censura contra el ahora dimitido presidente que, para que prosperara, necesita el apoyo de Podemos, que ya ha dicho estar dispuesto a votar a favor para «sacar del Gobierno al partido corrupto del PP», y de Ciudadanos. El partido naranja había exigido al PP que sustituyera al frente del gobierno a Sánchez para seguir apoyándolo y no respaldar la moción de censura, algo que ya ha ocurrido.