The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Economía

La obra nueva en la periferia de las ciudades se dispara y frena la huida al campo

El 86,7% de las compraventas registradas en noviembre corresponde a fincas urbanas y apenas el 13,3%, a rústicas

La obra nueva en la periferia de las ciudades se dispara y frena la huida al campo

Los primeros meses de la pandemia en 2020 estuvieron marcados por el confinamiento, el teletrabajo y la ‘huída al campo’ de muchos ciudadanos. Durante esos meses, los números del Colegio de Registradores apuntaban una cierta inercia hacia la búsqueda de vivienda en núcleos poblacionales con menor densidad de población. 

No solo los registradores, también los datos del INE reflejaban esa tendencia, tal y como podemos ver en el gráfico. Los principales portales inmobiliarios también constataban esa realidad que, aunque anecdótica, no dejaba de ser llamativa. No obstante, esa realidad está cambiando y la ‘huída’ se ha normalizado. «Era muy poquito, pero había tendencia, pero esa tendencia se está desdibujando», afirman a THE OBJECTIVE fuentes del colegio de registradores.

INE

El 86,7% de las compraventas registradas en noviembre corresponde a fincas urbanas y apenas el 13,3% a rústicas, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística conocidos este jueves. En el caso de las urbanas, el 57,4% son compraventas de viviendas. Estos datos muestran la preferencia de los ciudadanos por la vivienda urbana. El número de compraventas de fincas urbanas creció un 22% mientras que el de rústicas apenas sube un 3,5% en tasa interanual. Dentro de las urbanas, las compraventas de viviendas registran un aumento anual del 24,4%.

La huída al campo se desinfla

«La tendencia hacia lo rural fue aumentando en 2020, pero 2021 fue un año en el que parece que estamos volviendo a las capitales», asegura Ferran Font, director de estudios de pisos.com. En 2020 el paradigma de búsqueda de casa cambió, asegura el experto. «La gente ya no buscaba en grandes ciudades buscaba otro tipo de vivienda donde vivir, con espacios para conciliar, cerca del rural», explica Font a THE OBJECTIVE.

Por eso, asegura, se empezó a buscar fuera de las grandes capitales. Pero finalmente la implementación del teletrabajo ha sido menor de lo que se pensó inicialmente y la oferta disponible en el rural era menor también al crecer la demanda. Por ello, «el 2021 ha sido el año de la vuelta a las grandes ciudades», añade. Además, la falta de buenas conexiones en algunos entornos rurales ha dificultado un mayor crecimiento de esa tendencia, según los expertos consultados.

Hay anécdotas interesantes de pueblos que han revivido gracias a que durante la pandemia se han instalado varias familias. Sin embargo, estos casos «son terriblemente puntuales», asegura Francisco Sierra, director general de Casavo en España. Según sus datos, durante la pandemia más de 100.000 españoles se marcharon a pueblos.

«Los últimos datos publicados por el INE dejan claro que el 87% de las transacciones realizadas en noviembre fue sobre fincas urbanas, zona metropolitana y zonas residenciales ya ocupadas», explica a THE OBJECTIVE Sierra, quien asegura que donde mas transacciones ven es en las ciudades por el volumen que hay y la fuerte rotación.

Obra nueva en periferia

Otro dato relevante que nos deja la estadística del INE conocida este jueves lo encontramos en las operaciones sobre viviendas nuevas y es que, un mes más, se incrementan. En concreto, en noviembre de 2021 se realizaron 10.341 operaciones de compraventas de vivienda nueva, lo que supone un incremento interanual del 30,5% respecto a 2020. La vivienda de obra nueva está viviendo un auge sin precedentes desde el estallido de la pandemia.

Muchos ciudadanos están optando por promociones de vivienda a estrenar porque suelen tener espacios comunes como jardines o piscinas. Unas promociones que suelen estar en la periferia de las grandes ciudades. Además, en la mayoría de los casos cuentan con terraza, «características que se han vuelto imprescindibles tras la pandemia», explica María Matos, directora de estudios de Fotocasa.

Otro motivo importante viene de la mano del teletrabajo, que, aunque no se ha implantado al nivel que se esperaba, sí se ha incrementado un formato híbrido. «El hecho de no tener que ir cada día a la oficina está haciendo que muchos ciudadanos abandonen las ciudades y se estén comprando vivienda en la periferia y es ahí donde se encuentra gran parte de la oferta de obra nueva», asegura Matos.

«Aunque busquemos dentro de la ciudad, buscamos mas confort, más luz, balcones, espacio. Pero la oferta disponible es la que es», explica Font. Y es que España es un país en el que más del 70% del parque de vivienda es de antes de los 80. El sector tiene un nuevo reto por delante, explican los expertos: el de dar respuesta al gran auge de la demanda de vivienda a estrenar. En este contexto, la inflación será determinante para la obra nueva, ya que se han incrementado los costes de producción y eso, probablemente, hará que los precios suban.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D