The Objective
Publicidad
Economía

Los bancos reducen a la mitad el pago de impuestos pese a los beneficios récord

Las entidades abonan 731 millones de euros a Hacienda por Sociedades en 2021, lo que supone una tasa efectiva de apenas el 4,8%

Los bancos reducen a la mitad el pago de impuestos pese a los beneficios récord

Sede del Banco de España|Europa Press

La banca ha conseguido reducir a la mitad el pago de los impuestos en España a pesar de haber ganado una cifra récord desde antes de la pasada crisis financiera. Las entidades destinaron 731 millones a la Agencia Tributaria por Sociedades en 2021, una cantidad que contrasta con los 1.580 millones de 2020.

Este descenso se debe a que los bancos han podido llevar a cabo deducciones y usar activos fiscales para rebajar este coste y mejorar sus resultados. En parte, por las elevadas provisiones para hacer frente a los ajustes masivos de personal. Así, el conjunto del sector abonó a Hacienda una tasa efectiva de apenas el 4,8%, según los datos del Banco de España recabados por THE OBJECTIVE.

Para este ejercicio, según la Ley de Presupuestos Generales, todas las compañías tendrán que afrontar una factura de al menos el 15% de sus ganancias brutas. Por lo que los bancos tendrán que aumentar sustancialmente esta partida. Con todo, los beneficios de 2021 del sistema financiero en nuestro país se vieron altamente alterados por los efectos contables de las fusiones y la escisión de Línea Directa de Bankinter.

Sin contar estos extraordinarios, que rondan los 7.000 millones, la tasa efectiva del impuesto de Sociedades de los bancos en su conjunto superaría el 10%. Un umbral cercano al de 2019. En 2020 este ratio estuvo distorsionado por las provisiones extra de la pandemia, que llevaron al sector a pérdidas. Peso a ello, los bancos aumentaron su carga impositiva frente al año anterior.

Reciben dinero en el último trimestre

En total, las entidades ganaron por su actividad en España casi 15.300 millones antes de impuestos, de los que 2.300 millones correspondieron al último trimestre. Trimestre en el que no pagaron a Hacienda, sino que recibieron dinero (224 millones) por la utilización de compensaciones por agujeros pasados.

La aportación a las arcas públicas por parte de las entidades es desigual. Y según su propios datos publicados en su informes anuales, por ejemplo, existen grandes diferencias. El Santander, por ejemplo, señala que afrontó un coste de 399 millones por Sociedades en nuestro país, es decir, más de la mitad de toda la factura del sistema. CaixaBank, en cambio, su declaración le salió a devolver y percibió un devengo de 44 millones. BBVA, por su lado, contribuyó con 90 millones.

Este último grupo alerta, sin embargo, que su pagó se encuentra condicionado por la metodología de los cálculos por normativa, que provoca alteraciones entre los abonos fraccionados en el año en curso y las devoluciones recibidas de ejercicios anteriores. Algo que afecta a todos las entidades.

Los impuestos de la banca, en el foco desde hace años

Los impuestos que desembolsa el sector financiero han estado en el foco del debate público en los últimos años. Principalmente por la entrada en el Gobierno de Podemos. En los primeros compases de la Legislatura, el Ejecutivo del PSOE llegó a plantear un gravamen especial al sector, al igual que hace unas semanas lo estudió para las eléctricas.

Ante las quejas y la inconstitucionalidad de la medida, tuvo que conformarse con aplicar un impuesto a las tecnológicas (tasa Google) y otro a las transacciones financieras (Tobin). Dos impuestos que empezaron a abonarse el año pasado y cuya recaudación se ha quedado muy lejos de las previsiones de Hacienda.

Para 2022, el Gobierno, con el fin de aumentar la recaudación, ha establecido un tipo mínimo del 15% para todas las compañías sobre la base imposible. Las empresas, pese a esta limitación, podrán materializar exenciones y deducciones.

Uno de los ejercicios en los que la banca ha pagado más por Sociedades ha sido 2017, cuando el sector aportó al Estado más de 3.200 millones. Pero este dinero en parte se debió a las tasas aplicadas por el Santander tras adjudicarse el Popular por un euro. Ese año, las entidades sufrieron pérdidas. Un agujero que, asimismo, estuvieron relacionadas a números rojos registrados por el grupo intervenido por el BCE.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D