EEUU lanza decenas de misiles contra instalaciones del gobierno sirio

Política y conflictos

EEUU lanza decenas de misiles contra instalaciones del gobierno sirio
Foto: US NAVY

Estados Unidos ha lazado en la madrugada del viernes misiles crucero contra una base militar en Siria, lo que supone el primer ataque directo estadounidense contra el Gobierno del presidente Bashar Al Asad desde que comenzó la guerra civil en ese país.

El ataque ordenado por el presidente Donald Trump es la respuesta a un bombardeo con armas químicas en una localidad al norte de Siria, en el que fallecieron más de 80 civiles, entre ellos 30 niños, según ha explicado él mismo.

«El dictador sirio Bashar Al-Asad lanzó un horrible ataque con armas químicas contra civiles inocentes…Esta noche he ordenado una acción militar contra la base militar siria desde donde se realizaron los ataques químicos», ha explicado Trump.

Casi 60 misiles Tomahawk se han lanzado contra la base aérea de Shayrat, en la ciudad de Homs, desde la que el Gobierno estadounidense cree que partieron los aviones que ejecutaron los ataques aéreos.

El Gobierno de Donald Trump ha tomado estas medidas de forma unilateral contra el Gobierno sirio, al que acusa del uso de armas químicas, ante la ausencia de decisiones por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Minutos antes de la ofensiva estadounidense, Rusia ha advertido a Estados Unidos de las «consecuencias negativas» que tendría una acción militar en Siria en respuesta al ataque químico.

«Hay que pensar en las consecuencias negativas. Toda la responsabilidad, si hay una acción militar, caerá sobre los hombros de aquellos que la inicien«, ha declarado a los periodistas el embajador ruso ante la ONU, Vladimir Safronkov.

Esta es la primera orden militar de Trump para hacer uso de la fuerza desde que llegó a la Casa Blanca, ya que otras operaciones en Siria, Yemen e Irak se llevaron a cabo bajo autorización delegada de sus comandantes y como parte de las operaciones de la comunidad internacional para luchar contra el terrorismo yihadista.

Ha asegurado que dicha acción era lo más “conveniente para la seguridad nacional” del país. “Estados Unidos debe prevenir e impedir la propagación y uso de armas químicas letales (…) no hay duda de que Siria utilizó armas químicas prohibidas”, ha puntualizado el mandatario ante la prensa.

En Naciones Unidas, los miembros del Consejo de Seguridad siguen negociando una resolución en respuesta al ataque químico, pero hasta ahora se han mostrado muy divididos.

La representante estadounidense ante el organismo, Nikki Haley, ya había advertido durante la jornada anterior de que su país podría tomar algún tipo de medida unilateral si en la ONU se mantenía el bloqueo.