The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Leopoldo Abadia

Mi amigo Niall

No quiero amargarte la vida, Niall. Haz lo que puedas. Deja el grupo. O no. Saca algún disco en solitario. O no. Actúa en vivo todo lo que puedas. Eso, sí. Haz unas perrillas. Que te las inviertan bien. Todo con una condición: que no te lo creas.

Opinión

No quiero amargarte la vida, Niall. Haz lo que puedas. Deja el grupo. O no. Saca algún disco en solitario. O no. Actúa en vivo todo lo que puedas. Eso, sí. Haz unas perrillas. Que te las inviertan bien. Todo con una condición: que no te lo creas.

Niall Horan se quiere ir de One Direction, que, para los amigos, es 1D. Estoy abochornado. No había oído nunca hablar de Niall ni de One. Por favor, no se lo digáis a nadie.

Hago mi estudio interno de mercado. Un nieto de 20 años no sabe nada de este chico ni de este grupo. Ya somos dos. Un amigo suyo me dice que este mozo se fue de 1D hace unos meses. Como Internet sirve para algo, le corrijo. No fue Niall. Fue Zayn Malik.

Mi hijo, un poco mayor, sabe mucho más. Añade que cuando se fue Zayn, le preguntaron a Stephen Hawking sobre cuál era el efecto cosmológico de que Zayn hubiera dejado 1D y, después de decir “al fin, una pregunta sobre algo importante”, añadió que Zayn quizá estaba en un universo paralelo de esos que él estudia. La gente se rió y Stephen demostró que es un tío majo.

Pienso que alguien tendría que decirle a Niall que lo de dejar 1D es importante para muchas chavalicas que, de aquí a unos años, serán señoras mayores y que, cuando le vean por la calle, no le reconocerán. Es muy bueno que se lo digan porque, si no, con lo de Hawking tomado en serio y creyéndose importante por la cantidad de euros en apuestas sobre si deja el grupo o no lo deja, puede perder el contacto con la realidad y acabar en un universo paralelo, de los que no existen.

Algún amigo ex político me hablaba del síndrome del día siguiente, cuando nadie llama. Tú estás al lado del teléfono y nada. Y sales a la calle y no te reconoce nadie. La mujer de ese político me decía: “voy a hacer la compra con el carrito y nadie me echa una mano. La semana pasada, todo eran amabilidades”.

No quiero amargarte la vida, Niall. Haz lo que puedas. Deja el grupo. O no. Saca algún disco en solitario. O no. Actúa en vivo todo lo que puedas. Eso, sí. Haz unas perrillas. Que te las inviertan bien. Todo con una condición: que no te lo creas.

Como ahora ya sé que existes y te he puesto cara, te he cogido cariño. Seguiré tus andanzas.

Pero hazme caso.

Envía el primer comentario

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D