The Objective
Publicidad
España

Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Angela Merkel y su partido conservador han iniciado este sábado un último fin de semana de negociaciones para alcanzar un acuerdo de principios y poder formar un gobierno, lo que evitaría una crisis política en Alemania.

Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Reuters

Angela Merkel y su partido conservador han iniciado este sábado un último fin de semana de negociaciones para alcanzar un acuerdo de principios y poder formar un gobierno, lo que evitaría una crisis política en Alemania.

La canciller, que dirige el país desde 2005, ganó las elecciones legislativas de finales de septiembre, pero su resultado decepcionante y el ascenso de la extrema derecha la privaron de una mayoría clara.

Lleva más de un mes negociando una difícil alianza entre su partido -dividido entre el ala moderada y sus miembros más conservadores-, los liberales del FDP -pronegocios y con tendencias euroescépticas- y los ecologistas eurófilos.

La canciller había fijado el jueves por la noche como fecha límite para lograr un acuerdo, pero, ante la falta de avances, los partidos decidieron darse hasta el domingo por la noche para formar una alianza de gobierno.
A la llegada de la sede berlinesa de la CDU, el partido de Merkel donde se llevan a cabo las negociaciones, la mayoría de los líderes políticos se mostraban más bien pesimistas.

«Existe la voluntad de sacar adelante esta labor política, pero no se puede hacer a cualquier precio», advirtió Alexander Dobrindt, miembro del CSU, partido bávaro aliado de Merkel.

«El domingo a las seis de la tarde, se acabó. Este fin de semana, se tiene que decidir«, aseguró Christian Lindner, el líder del FDP, antes del inicio del encuentro.

«Creo que esta noche, podremos decir si funciona o no. Pero (el domingo) decidiremos», ha afirmado por su parte Horst Seehofer, jefe del CSU.

 

‘Prueba’ para Merkel

Merkel afronta su «prueba más difícil», según el diario Süddeutsche Zeitung. Si su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), no pacta una hoja de ruta con el FDP y los Verdes, es probable que tenga que convocar nuevas elecciones, ya que no tiene otras opciones para formar una coalición mayoritaria en el Parlamento y descartó encabezar un gobierno minoritario.

«La canciller ya ha perdido» con estas conversaciones sin fin, dijo el politólogo alemán Albrecht von Lucke en el canal de televisión n-tv. Y un fracaso de las negociaciones «le causaría un enorme perjuicio», opinó.

En caso de nuevas elecciones, la dirigente no tiene garantizado conservar el liderazgo de la CDU, dado el creciente descontento entre sus filas desde que en 2015 decidió acoger a más de un millón de migrantes en Alemania.

La convocatoria de otros comicios sería una novedad en la Alemania de después de la Segunda Guerra Mundial. Y, en vista de los sondeos, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) podría mejorar sus resultados respecto a septiembre, cuando llegó en tercer lugar con el 12,6% de los votos.

 

‘Parálisis’ en las negociaciones

Varias cuestiones siguen dividiendo a los conservadores, los liberales y los Verdes, empezando por la inmigración.

La CDU y sus aliados bávaros del CSU quieren limitar el número de demandantes de asilo a 200.000 por año, una petición rechazada por los ecologistas, que reclaman por su parte una vuelta de los reagrupamientos familiares para los refugiados que sólo disponen de un permiso de residencia de un año renovable.

El CSU se opone a esos reagrupamientos, a un año de las próximas elecciones regionales y cuando su dominio electoral absoluto en Baviera está amenazado por AfD.

La política medioambiental es otro escollo en las negociaciones, ya que los Verdes consideran poco ambiciosas las propuestas de los demás.

Y respecto a Europa, los Verdes defienden las propuestas del presidente francés Emmanuel Macron, entre ellas la creación de un presupuesto para la zona euro, una idea inconcebible para los liberales del FDP.

El líder de los socialdemócratas, Martin Schulz, que se negó a repetir la anterior alianza de gobierno con la CDU tras las elecciones de septiembre, vaticinó el viernes que la futura coalición será incapaz de gobernar, debilitará a Alemania en Europa y alimentará la «parálisis» en el seno de la Unión Europea.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D