Publicidad

España

Joe Biden: «Os vamos a cazar y os lo vamos a hacer pagar»

Joe Biden: «Os vamos a cazar y os lo vamos a hacer pagar»
AFP

Joe Biden ha comparecido desde la Casa Blanca tras los atentados de Kabul en los que han perdido la vida 12 militares estadounidenses y al menos 60 civiles afganos para asegurar que continuarán con las evacuaciones. «He estado en contacto constante con nuestros líderes militares superiores y nuestros comandantes sobre el terreno. Han dejado claro que podemos y debemos completar esta misión… no seremos disuadidos por terroristas. Continuaremos la evacuación», ha señalado para posteriormente guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Lo más importante: Biden dice que ha ordenado a los comandantes que tomen las medidas máximas necesarias para proteger a las fuerzas en Kabul. «Rescataremos a los estadounidenses y sacaremos a los aliados afganos», ha manifestado, agregando: «Estos militares estadounidenses que dieron su vida fueron héroes. Héroes que habían estado comprometidos en una peligrosa misión desinteresada para salvar la vida de otros. Eran parte de un puente aéreo como ningún otro visto en la historia».

Los atentados han sido reivindicados por el Estado Islámico. En este sentido, Biden, preguntado por los periodistas, ha dicho que «no hay evidencia» de que haya habido connivencia entre los talibanes y el ISIS; y ha apuntado: «Responderemos con fuerza y ​​precisión en nuestro momento, en el lugar que elijamos, en el momento que elijamos». Además, ha advertido a «aquellos que llevaron a cabo este ataque», así como a «cualquiera que desee daño a Estados Unidos», que: «No perdonaremos. No olvidaremos. Os vamos a cazar y os vamos a hacer pagar. Defenderé nuestros intereses y nuestro pueblo con todas las medidas a mi alcance».

Según los informes, el presidente de Estados Unidos se encontraba con su equipo de seguridad nacional cuando tuvieron lugar los ataques, lo que asumió a la  Casa Blanca en un modo de crisis total. El mandatario se encerró en el Situation Room, la sala de crisis de la Casa Blanca, canceló una reunión con los gobernadores estatales y le dijo al primer ministro israelí, Naftali Bennett, que su reunión programada en la Oficina Oval tendría que esperar hasta el viernes.

Así, los ataques suicidas que mataron  al menos a 12  militares estadounidense y a 60 civiles afganos durante la desesperada evacuación de Afganistán bajo control talibán causaron otra víctima al otro lado del mundo: la presidencia de Joe Biden. Y es que estos atentados llegan cuando Biden ya se estaba recuperando del caos en Afganistán, del cual su administración pensó que tal vez aún podría salir airosa del desastre.

Las evacuaciones por aire iban mucho mejor de lo previsto. El ejército de Estados Unidos estaba actuando a la perfección, y los talibanes más o menos cumplían su parte del acuerdo de salida firmado en febrero de 2020 para la retirada, por el cual se comprometieron a no llevar a cabo ataques contra las tropas estadounidenses o de la OTAN.

El jueves temprano en Washington, la Casa Blanca presentó con orgullo las últimas cifras notables: más de 95.000 personas fueron sacadas de Afganistán en vuelos seguros desde la caída de Kabul ante los talibanes el 15 de agosto.

 

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D